Osuna

Familias del colegio Rodríguez Marín de Osuna vuelven a movilizarse para pedir monitores para sus hijos

Lunes, 13 Noviembre 2017 19:53 Redaccion 
Han reunido más de 6.100 firmas que presentarán ante la Delegación de Educación de la Junta
Familias del colegio Rodríguez Marín de Osuna vuelven a movilizarse para pedir monitores para sus hijos
De nuevo padres y madres de alumnos del colegio Rodríguez Marín de Osuna se movilizan para reclamar que aumente la plantilla de monitores para escolares con necesidades especiales.
 
El centro, donde cursan sus estudios más de 900 alumnos de Infantil y Primaria, se quedó a principios de curso sin monitores y estuvo un tiempo compartiendo un educador con el instituto. Las familias denunciaron entonces la situación y reclamaron que se cubrieran las bajas La Delegación de Educación respondió, con la presión también del Ayuntamiento de Osuna, y se incorporó una monitora a tiempo completo.

Sin embargo, estas familias consideran que es insuficiente  y además en los últimos días se ha dado de baja el educador que trabajaba unas horas en el colegio. Por tanto, el centro educativo cuenta con una monitora durante toda la jornada lectiva para atender a estos alumnos. Según los padres y madres, hay 11 alumnos con necesidades especiales que precisan del apoyo de este profesional educativo, de ellos cuatro están en un aula específica.
 
Estas familias, con el respaldo de la Asociación Comarcal de Asperger de Osuna, han reunido unas 6.100 firmas, algunas por escrito y otras a través de la plataforma Change.org, para reclamar primero que se cubra la baja del educador. Este grupo de padres y madres considera que el centro debería contar con tres monitores para el alumnado con más necesidades. Las familias llevarán las firmas a la Delegación de Educación de Sevilla el próximo 22 de noviembre.
 
Mari Carmen Delgado, presidenta de la Asociación Comarcal de Asperger en Osuna, integrada por una decena de familias, sostiene que en el centro hay 81 alumnos con necesidades especiales y 11 precisan de apoyo en todo momento.
 
Ana es madre de un niño de cuatro años con trastorno del espectro autista.  Explica que su hijo necesita el apoyo de este profesional, para acompañarle en clase, atender sus necesidades básicas, para comer, etc. Piensa que lo justo es que el centro contara con tres monitores.