Casariche

El alcalde de Casariche llama a la calma a los vecinos tras el intento de robo de dos rumanos

Martes, 08 Enero 2019 15:12 Redaccion 
Trataron de linchar a los ladrones tras sorprenderlos mientras corrian por tejados de casas
El alcalde de Casariche llama a la calma a los vecinos tras el intento de robo de dos rumanos
"Calma y tranquilidad". Es lo que pide el alcalde de Casariche, el socialista Basilio Carrión, a los vecinos y vecinas de la localidad que este lunes se echaron a la calle para pedir más medidas de protección y seguridad para el pueblo ante los continuos robos protagonizados por personas de nacionalidad rumana que vienen sucediéndose en las últimas semanas en la comarca.

Se muestran indignados, y así lo manifestaron este lunes concentrados en las puertas del Ayuntamiento, después de que la madrugada anterior, en la Noche de Reyes, dos personas de nacionalidad rumana trataran de robar en una vivienda del municipio.

Varios vecinos y vecinas la localidad sorprendieron a dos hombres mientras saltaban por los tejados de algunas de las casas dispuestos a cometer un robo. Entonces, la voz de alarma se corrió entre una multitud de habitantes de Casariche que trataron de tomarse la justicia por su mano.

La Policía Local y la Guardia Civil lograron detener a uno de los dos individuos mientras que el otro se encuentra en paradero desconocido. Decenas de personas pidieron en el momento de la detención a los agentes que soltaran al hombre para que ellos mismos pudieran ajusticiarlo.

Una indignación ante la que Carrión, aunque comprende, pide “calma y tranquilidad” para evitar acciones que se puedan “llegar a lamentar”.




La situación se hizo insostenible por lo que a Guardia civil se vio obligada a enviar refuerzos, con una dotación del Grupo de Reserva y Seguridad y los antidisturbios del Instituto Armado.

Aunque no hay confirmación oficial por el momento, todo apunta a que el detenido en Casariche sería la misma persona que habría golpeado y robado a una vecina y a un vecino de Estepa el pasado mes de diciembre. El último de ellos, ingresado en el Hospital de la Merced de Osuna, ha recibido el alta hospitalaria. Sin embargo, los médicos se encuentran a la espera de la evolución de la inflamación de uno de sus ojos, en riesgo tras los golpes que recibió en su establecimiento, ubicado en la Avenida de Andalucía de Estepa, en pleno centro del municipio.

La subdelegación del Gobierno en Sevilla también se ha sumado a la petición del alcalde y ha pedido calma a los vecinos a través de las redes sociales.