Lucena

Los cortes de agua siguen en Lucena por "la sequía" y la oposición reclama informes técnicos y "un horizonte"

Viernes, 26 Abril 2024 08:32 Redaccion 
El gobierno local asevera que las restricciones hídricas no afectaron, en absoluto, a la extinción del incendio de la nave de aceites
Depósito municipal de La Calzada. Depósito municipal de La Calzada.
El equipo de gobierno de Lucena argumenta la permanencia de una sequía estructural y la inexistencia de nuevas instrucciones de Emproacsa para eludir, por el momento, la finalización de los cortes nocturnos de agua. Desde la oposición, sobre todo PSOE y Ciudadanos, consideran arbitrarias, infundadas e injustas estas restricciones prolongadas.

La oposición exigió, durante el turno de ruegos y preguntas del Pleno del miércoles, conocer criterios objetivos e informes técnicos que sustenten la continuidad de unas suspensiones del abastecimiento, por la noche, aplicadas desde el verano pasado y que, sobre todo, afectan a la zona alta del casco urbano.

Además, PSOE y Ciudadanos, también, mantuvieron que esta interrupción del caudal influyó en el incendio registrado el pasado viernes en la empresa de aceites reciclados Balcón del Sur.

Puri Joyera, edil de Ciudadanos, denunció que “lo feo y lo peligroso es cortar el agua sin motivo” e insistía en preguntar que “dónde está el documento, que nos obliga o recomienda, qué criterio, más que un acuerdo en el consejo por su propia voluntad”, dirigiéndose a María de la O Redondo, asentada “en que hay poca agua, dónde están los datos, dónde está el informe”.

Por su parte, Isabel Carrasquilla, desde el PSOE, mientras reclamaba la conclusión de las restricciones y solicitaba “un horizonte” para conocer los planes hídricos del gobierno municipal, mantuvo que, en el incendio, “ante la falta de hidrantes, porque no había suministro en red, tuvieron que darle agua”, a los bomberos, “desde la empresa Barpimo”. Así, terminó afirmando “qué estamos esperando para levantar los cortes de agua", apuntando que “es una pregunta sencilla”.

Ciudadanos insistía en remarcar que, desde esta semana, la situación en el Pantano de Iznájar, favorecido por las últimas lluvias, ha progresado desde emergencia a alerta.
Por parte del equipo de gobierno, María de la O Redondo, consejera delegada de Aguas de Lucena, enfatizó la concurrencia presente de un estado de sequía y aplazó nuevas decisiones a las instrucciones que emitirá Emproacsa y a los acuerdos a adoptar en el consejo de administración de la empresa municipal.

Sobre el incendio, Redondo comentó que, con el agua de los vehículos de los parques movilizados de la comarca, se sumaron 44.000 litros de contenido hídrico y replicó que, desde las seis de la madrugada y dos minutos, horas antes de que se acabara la carga de los coches, funcionaban con normalidad los hidrantes.

Redondo expresaba que el pantano de Iznájar permanece en un nivel 3 que se traduce en “un riesgo de desabastecimiento” y, aludiendo a Puri Joyera, dijo que “si usted no es consciente de que estamos en sequía y necesitan que le digan que estamos en sequía, no sé de qué manera, tiene usted un problema”. A su juicio, “aquí falta muchísima responsabilidad, la que sí tiene el equipo de gobierno”, añadiendo, asimismo, que “han volcado una serie de afirmaciones, de cosas, muy peligrosas, eso sí que es peligroso, porque no es cierto que las restricciones pusieran en peligro el incendio”.

Finalmente, el alcalde reconoció que, por el momento, no se han adoptado resoluciones definitivas sobre el llenado de las piscinas y negó cualquier negociación para disolver Aguas de Lucena e integrarla en Emproacsa.