Lucena

Una organización internacional de contrabando operaba en Lucena: 20 detenidos e intervenido tabaco por importe de 7,5 millones

Miércoles, 24 Abril 2024 10:20 Redaccion 
La operación de la Guardia Civil ha logrado liberar a 11 trabajadores de origen búlgaros y hay arrestados en Antequera, Montilla, Lucena, Humanes y Azuqueca de Henares
Una de las fábricas desmanteladas en esta operación internacional. Una de las fábricas desmanteladas en esta operación internacional.
Una fábrica ubicada en Lucena constituía una de las sedes de un grupo criminal, con ramificaciones internacionales, dedicado a la elaboración y distribución de tabaco de contrabando.

La Guardia Civil, en la operación GANUZ – CALIFA DUKE 24, ha logrado detener a 20 personas, en las localidades de Antequera, Montilla, Lucena, Humanes de Madrid y Azuqueca de Henares, en la provincia de Guadalajara. El importe de los productos ilegales intervenidos asciende a 7,5 millones y los agentes han conseguido liberar a 11 trabajadores, de origen búlgaro, encerrados en otras instalaciones, igualmente de gran tamaño y sofisticadas, descubiertas en Madrid.

El Instituto Armado ha interceptado cerca de 33 toneladas de hoja de tabaco y seis millones de cigarrillos falsificados.

La investigación y el desarrollo del operativo, durante marzo y abril, ha englobado, además, diversos registros repartidos en las provincias de Córdoba y de Madrid. Esta organización delictiva, presuntamente, también acometía el posterior blanqueo que los beneficios ilícitos obtenidos.

En las dependencias desmanteladas en Lucena y Humanes de Madrid se ejecutaban todas las fases de producción, incluyendo la picadura y tratamiento de la hoja de tabaco, la composición de cigarrillos, así como su posterior empaquetamiento y preparación para su distribución.

Dentro de ambas infraestructuras, se encontraban plenamente diferenciadas las zonas de trabajo y de vida de sus trabajadores, a quienes se les prohibía salir al exterior.

En el caso concreto de la fábrica de Humanes de Madrid, en su interior se encontraban encerrados once trabajadores de origen búlgaro, que han sido finalmente liberados.

La fábrica emplazada en Lucena estaba diseñada y construida para evitar su acceso y dificultar su detección, camuflándose la entrada desde una segunda nave aledaña, con apariencia de albergar una actividad económica legal. En un falso muro, se había construido un zulo, donde escondían a los trabajadores en caso de cualquier presencia policial o inspección.

Entre el material falsificado, presumiblemente dirigido a su venta en el mercado negro en Portugal y Francia, se encuentran productos de las principales marcas, detectándose por primera vez el uso de cartonajes genéricos.

Esta investigación ha sido desarrollada por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, a través de su Departamento de Investigación Económica y Anticorrupción, conjuntamente con la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Córdoba, contando con el apoyo de diversas Unidades de las Comandancias de Badajoz, Córdoba, Guadalajara y Madrid.

Asimismo, se destaca la cooperación internacional mantenida con las agencias europeas EUROPOL y OLAF, el Department of Operational and Search Activities of the Administration of the State Border Guard Service de Ucrania, y especialmente, la Agencia Estatal de Seguridad Nacional de Bulgaria.

Además de las actuaciones policiales realizadas, el pasado 9 de marzo, los agentes de la Unidad Central Operativa y de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Córdoba hicieron entrega a Cáritas Diocesana de Córdoba, de gran cantidad de alimentos no perecederos y de primera necesidad, los cuales fueron intervenidos durante el registro efectuado en las instalaciones ubicadas en la localidad cordobesa de Lucena. La investigación continúa abierta y no se descartan más actuaciones.