Badolatosa

Un año a la espera de la ayuda a domicilio, con una incapacidad permanente

Lunes, 23 Enero 2017 13:09 Redaccion 
Encarna solicitó el servicio en enero de 2016.  Apenas puede andar. Su marido, es el cuidador, sin ayudas
Un año a la espera de la ayuda a domicilio, con una incapacidad permanente
Encarna lleva más de un año esperando recibir la ayuda a domicilio. Es una mujer de Badolatosa, con una incapacidad del 100% como consecuencia del ictus que sufrió en diciembre de 2015. El pasado junio recibió una carta del Ayuntamiento informándole de que el Área de Cohesión Social de la Diputación dejaba su caso en lista de espera. No validaba su petición por el momento, de forma temporal,  “por falta de disponibilidad presupuestaria”, tal y como publicó SER Andalucía Centro el pasado junio.

 

Un año después de que solicitara esa ayuda, fue en enero de 2016, Encarna sigue esperándola. Ha empeorado su estado. No se mueve de casa, apenas tiene fuerzas para caminar.  Su marido, de 68 años, es su cuidador. Lamenta que la ayuda no llegue, a pesar de la que la necesitan con urgencia.
 
El Ayuntamiento de Badolatosa está estudiando su caso y en los próximos días se pronunciará
 
Encarna explica que su estado de salud ha empeorado en los últimos meses. Las urgencias la han atendido en varias ocasiones por complicaciones que la han llevado al hospital. Lamenta que las administraciones no atiendan su caso.
 
Su marido, Antonio, de 68 años, se ocupa de ella. Pide ayuda, algunas horas del servicio de ayuda a domicilio. Expone apenado que vive con miedo, con el temor de que su esposa sufra alguna crisis y no esté en ese momento en casa.
 
Su caso lo llevó al Defensor del Pueblo, que abrió una queja

Antonio reclama una respuesta de las administraciones, autonómica, provincial o local. El Consistorio sí hizo las gestiones para conseguir que Encarna tuviera una silla de ruedas.
 
Según cuenta Antonio, hace unos meses, acudió al domicilio personal de la delegación de Políticas Sociales de la Junta para evaluar la situación de Encarna por la ley de dependencia. Se ha iniciado el expediente y la administración andaluz todavía tiene que emitir la resolución del grado de dependencia.
 
Antonio dice estar "desesperado" y hace un llamamiento a las administracion para que sean sensibles y concedan a Encarna la ayuda que precisa.