Marchena

Salud prohíbe beber del grifo en Marchena por la presencia de un plaguicida

Jueves, 18 Febrero 2021 15:33 Redaccion 
La concentración es ligeramente superior al límite legal. La Junta dice que no hay riesgo para la salud
Salud prohíbe beber del grifo en Marchena por la presencia de un plaguicida
Vuelven los problemas de agua en la campiña sevillana. Salud ha declarado el agua no apta para consumo en Marchena, una población cercana a los 20.000 habitantes, al detectarse un nivel de un compuesto plaguicida ligeramente superior al límite legal. El Consorcio de Aguas del Plan Écija, órgano encargado del suministro en alta desde el pantano del Retortillo y la depuración, asegura que han puesto en marcha las medidas para resolver el problema y que desde hace días el agua de la estación depuradora de Écija está saliendo sin este compuesto.  Tanto el Consorcio como la Junta de Andalucía aseguran que no hay riesgo para la salud, a pesar de que el agua presenta una concentración de este compuesto por encima del parámetro legal.
 
Dos meses después de la crisis del benceno, se produce otro problema de agua en el Consorcio del Plan Écija. Salud ha prohibido este jueves beber agua del grifo en Marchena al detectarse un componente plaguicida en un nivel muy ligeramente superior al legal. Hidralia, la empresa que suministra en baja, tiene preparados camiones cisterna para el abastecimiento de la población, cercana a los 20.000 habitantes. Mientras, el Consorcio ha convocado a las 17:30 horas una junta general con cerca de la veintena de ayuntamientos que lo integran. En un comunicado, este organismo señala que el plaguicida detectado no se encuentra en la lista de los que se controlan en el embalse del Retortillo y el origen se localiza en la actividad agrícola de la zona del pantano. El Consorcio indice en que se han adoptado las medidas correctoras y que desde hace días ya está saliendo el agua de la estación depuradora de Écija sin este compuesto. Este jueves se está haciendo un barrido de muestras en todos los depósitos de los municipios que abastece para evaluar la incidencia y este muestreo continuará realizándose en los próximos días.
 
El Consorcio expone en ese comunicado que se ha superado ligeramente el límite legal de este compuesto por lo que el consumo del agua no supone ningún riesgo para salud. En estos mismos términos se expresa la Delegación de Salud de la Junta en la provincia de Sevilla. “Si bien la concentración encontrada en el agua de consumo de Marchena no ha supuesto ni supone ningún riesgo para la salud de las personas consumidoras, estando lejos de los valores que lo determinarían, sí suponen sobrepasar el valor normativo establecido. Por ello, esta medida se toma con el objetivo de mantener un alto nivel de protección de la salud de los consumidores”, señala la administración sanitaria en un comunicado.

La declaración como agua no apta para el consumo humano significa que no puede ingerirse ni utilizarse para la elaboración de alimentos, aunque sí puede usarse para higiene personal y limpieza doméstica, señala la Junta.
 
Salud asegura que se han realizado controles ‘in situ’ en el Consorcio del Plan Écija que gestiona la entrega del agua al municipio de Marchena. Se han verificado las medidas preventivas instauradas para eliminar esta sustancia del agua, habiéndose ya obtenido resultados que indican la efectividad de las mismas, según la administración andaluza.

La Junta añade que se realizarán análisis diarios hasta comprobar que el nivel de este compuesto se ajusta a los parámetros legales.