Lucena

Un cambio de propiedad obliga a reubicar la Silla Gigante de Lucena

Lunes, 23 Enero 2023 14:33 Redaccion 
Primeros contactos entre la empresa compradora y el Ayuntamiento para hallar una solución y evitar la destrucción de la silla
Silla gigante de Lucena. Silla gigante de Lucena.
Destino incierto para la Silla Gigante de Lucena que, durante unos años, mantuvo una certificación, Guinness, como la más grande del mundo.

En estos días, se cierra un acuerdo entre la empresa Hermanos Huertas, impulsora de esta singular construcción, y una empresa del sector del frío, para la venta de las instalaciones donde queda integrado este proyecto de 27 metros de altura, e inaugurado en 2005.

Las fuentes consultadas confirman que, actualmente, existen conversaciones entre los futuros propietarios y el Ayuntamiento de Lucena a fin de alumbrar una reubicación de la silla y evitar, así, su destrucción.

Desde la industria que, en unas semanas, ejercerá, con pleno derecho, la propiedad del complejo situado en la carretera Córdoba-Málaga, incluida la estructura de la silla, expresan su disposición a cederla o incluso donarla esta silla, en primer lugar, al Consistorio y sólo optarían por eliminarla, en último extremo, si nadie acepta su entrega.

Esgrimen que, este símbolo de la pujanza del segmento de la madera contrasta con la actividad que, a partir de ahora, se desarrollará en la factoría. Igualmente, apuntan que el mantenimiento de la silla supone un elevado e inasumible coste.

Fuentes municipales corroboran esta versión y los contactos entablados con la empresa compradora y que, en consecuencia, obtendrá la titularidad de la silla. El Ayuntamiento, en estos momentos, estudia opciones de cambio de emplazamiento y ha solicitado a la compañía que paralice los trámites para deshacerse de ella.

Las mismas fuentes exponen que han de ponderarse factores determinantes como el coste del desmontaje y posterior montaje y del traslado, con un posible acuerdo con la empresa en este proceso, así como el uso que se le conferiría y su encaje estético en determinados espacios públicos.

Desde el grupo político de Ciudadanos instan al Ayuntamiento a hacerse cargo de la silla e instalarla en un lugar "visible y accesible" y proponen que la sala interior se convierta en un museo municipal y mirador. Afirman desde Ciudadanos, en contra de las dos versiones anteriores, que el alcalde ya ha decidido negar la recepción municipal de la silla.