Lucena

La Fundación entrega a la Junta miles de piezas de la Cueva del Ángel de Lucena entre "amenazas" y con "pérdida" de ADN

Viernes, 21 Enero 2022 20:47 Redaccion 
Los miembros de la entidad responsable de la investigación critica el "agravio" a Lucena y la "irresponsabilidad" del Ayuntamiento
Francisco Bermúdez y Francisco López Salamanca. Francisco Bermúdez y Francisco López Salamanca.
5.750 piezas óseas, halladas en la Cueva del Ángel desde el año 2016, han sido este viernes, finalmente, depositadas por la Fundación Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana en el Museo Arqueológico de Córdoba.

Una entrega, exigida, de acuerdo a la normativa, por la Junta y el Ayuntamiento de Lucena desde hace años, y que provocará, como ha denunciado el secretario de la Fundación, la desaparición “irreparable” de muestras de ADN de extraordinaria trascendencia científica localizadas en la sima.

El secretario de la fundación, Francisco López Salamanca, ha denunciado que “el hecho de sacarlo del frigorífico, y meterlo en estas cajas, implica la pérdida del material genético, del ADN, con lo que eso significa”, ha abundado, “que es una pérdida de un material importantísimo para la investigación”. Califica este hecho de “una irresponsabilidad grandísima, perder esos materiales” y lamenta, asimismo, que “nadie de los responsables de esto haya movido un dedo para evitarlo”.

Cecilio Barroso, director de los proyectos de investigación en este yacimiento arqueológico durante los últimos 25 años, y ausente hoy de la comparecencia por enfermedad, en un comunicado, ha expresado que resulta imprescindible mantener la cadena de frío de estas piezas, a 41 grados bajo cero, y en unas condiciones adecuadas de oscuridad.

Una vez sacados de las cámaras frigoríficas, ha señalado López Salamanca, cronista oficial de la ciudad, y, también, Francisco Bermúdez, miembro del equipo de investigación, en Córdoba se almacenarán en un antiguo silo de cereales, sin ninguna de las circunstancias requeridas.

Las 93 cajas y 584 bolsas, todas ellas inventariadas se corresponden con una memoria, sobre el proyecto realizado entre 2013 y 2018, de 2.000 páginas. Un informe que reiniciado después de que la Junta objetara 60 alegaciones y tampoco aceptara las modificaciones ulteriores y que, por el momento, ante los recelos y el futuro incierto apreciado por la fundación, no se concede a la Junta de Andalucía.

López Salamanca ha criticado, abiertamente, el trato dispensado por la Junta a Lucena y la inacción y pasividad del Ayuntamiento. En este sentido, sostiene que “la administración agravia a nuestro pueblo” ya que “entre otras cosas, por ejemplo, los materiales arqueológicos que aparecen en Baena o en Cabra, se quedan en Cabra, y se quedan Baena”. En cambio, “los de Lucena, no, van al silo, además con amenazas, entendemos que es un trato injusto para nuestro pueblo y el patrimonio, tan importante que es de la humanidad”.

La Fundación ha presentado un nuevo equipo de investigación, del que se aparta Cecilio Barroso, por las controversias vividas con la Junta y, últimamente, la desconfianza surgida en el Ayuntamiento, dirigido por la prehistoriadora francesa Sophie Gregoire, directora del Centro Europeo de Investigaciones Prehistóricas de Tautavel, y formado, en total, por 45 especialistas. Entre 2022 y 2027 pretenden abordar el proyecto La Cueva del Ángel, Los Orígenes del Poblamiento Humano en la Subbética Córdobesa.

El Ayuntamiento ya ha formalizado un acuerdo marco con la UCO, aunque a final de año, miembros del Consistorio y representantes de la Fundación mantuvieron dos reuniones sobre el futuro de la Cueva del Ángel. Desde la Fundación se ofrece a la Universidad de Córdoba una integración, de algunos de sus profesores, en el nuevo equipo.