Badolatosa

El río Genil vuelve a desbordarse en Badolatosa con las lluvias: “Tenemos el agua metida en las casas”

Miércoles, 29 Noviembre 2017 20:37 Redaccion 
El Ayuntamiento pide a Confederación Hidrográfica una intervención urgente en el pantano de Cordobilla
El río Genil vuelve a desbordarse en Badolatosa con las lluvias: “Tenemos el agua metida en las casas”
De nuevo, el río Genil a su paso por Badolatosa se ha desbordado con las lluvias y ha causado inundaciones en bajos de viviendas. El concejal de infraestructuras hidráulicas, Custodio Borrego, confirma que una decena de casas situadas en la parte derecha del río han quedado inundadas.

“El río ha crecido y está por encima del nivel de la calle y tenemos el agua metida en las casas”, señala Borrego, que reitera que es urgente una intervención para resolver este problema que se produce cada vez que llueve con intensidad. El gobierno municipal va a solicitar este mismo jueves una reunión inmediata con responsables de Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

El Consistorio demanda una actuación en el pantano de Cordobilla para que se recupere el cauce del río Genil y se elimine la colmatación que sufre desde hace tiempo y que provoca inundaciones cuando cae una tromba de agua. El gobierno municipal del PSOE recuerda que ya llevan varias inundaciones desde el verano.

El ejecutivo incide en que han mantenido varias reuniones con Confederación para consensuar una solución, pero de momento no han obtenido respuesta para una obra que es prioritaria.

En un comunicado, el alcalde Antonio Manuel González Graciano indica que “urge una actuación que conlleva un alto coste económico y que, además, puede entrar en conflicto con el hecho de que el embalse de Cordobilla es un espacio natural protegido. El Ayuntamiento está elaborando un informe técnico para enviarlo a la Administración Central.
 
Este problema en Badolatosa se produce cuatro años después de una actuación con una inversión de 1,6 millones de euros que se ejecutó para retirar sedimentos del río Genil que reducía el cauce entre el municipio y Jauna, que es una pedanía que pertenece a Lucena. A finales de 2013 se construyeron también muros de escollera con el objetivo de proteger el casco urbano en las inmediaciones de las márgenes del río.