Osuna

Cultura compra seis piezas romanas de gran valor de Osuna en manos privadas desde hace más de un siglo

Viernes, 22 Enero 2021 17:29 Redaccion  Andalucía Centro
Destaca una cabeza que representa a Minerva. Se expondrán en el Museo Arqueológico de Sevilla
Cultura compra seis piezas romanas de gran valor de Osuna en manos privadas desde hace más de un siglo
La Consejería de Cultura de la Junta ha comprado seis piezas romanas de excepcional valor, según indica la administración, halladas hace más de un siglo en Osuna y pertenecientes a la antigua colonia Urso, pero que se encontraban en manos privadas.  Unas piezas que se van a exhibir en el Museo Arqueológico de Sevilla. La Consejería de Cultura ha invertido 76.050 euros en la adquisición de este conjunto excepcional.
 
Las piezas se hallaron en 1903 en un pozo y se han conservado en manos privadas durante varias generaciones de propietarios hasta ser adquiridas ahora por la Junta de Andalucía. Los restos son de mármol de extraordinaria calidad, probablemente de origen griego. Destacan la cabeza y pie femenino con sandalia e inscripción, además de dos fragmentos de una estatua), un fragmento de pie con caliga y otro pie descalzo de estatua colosal en dos fragmentos.
 
Sobresale, entre las seis piezas ahora incorporadas al patrimonio público andaluz, la cabeza femenina que parece representar a Minerva. Su importancia reside en su rareza, ya que aunque existen torsos de otras imágenes que se pueden atribuir a dicha diosa en otras ciudades de la Bética, no es frecuente en ellas la presencia de las cabezas. La única similar es la cabeza de Itálica, aunque es de realización posterior.
 
Le sigue en relevancia un pie femenino, con dos cintas trenzadas de sandalia, de una alta calidad artística. Como singularidad presenta una inscripción epigráfica que se transcribe BALIAR, que podría ser la firma del escultor, algo no muy frecuente. 
 
Del resto del conjunto de piezas, además de su calidad material y de esculpido, destaca por la posibilidad, a falta de un estudio en profundidad, de que puedan estar relacionadas entre sí. Es decir, que no se descarta que el pie con calzado militar corresponda a la misma escultura que de la cabeza femenina. Precisamente, por este motivo, el valor de este lote escultórico viene dado como conjunto más que por el valor individualizado de las piezas.
 
Desde su hallazgo en 1903 en Osuna hasta llegar al Arqueológico de Sevilla las piezas han pasado por dos comunidades autónomas, aunque siempre en manos de la misma familia. El primer heredero se las llevó consigo a Murcia, donde han residido durante muchos años. Ahora son las nietas de su descubridor las que han decidido venderlas para que se integren en el patrimonio cultural público, logrando su compra la Junta de Andalucía.
 
A pesar de que las piezas fueron estudiadas en su día, durante muchos años pasaron desapercibidas entre los eruditos e investigadores, hasta fechas recientes en que se recuperó su memoria y se investigaron ampliamente, reconociendo su origen, su importancia y su valor histórico e integrando así los fondos de esculturas romanas de la Bética.