Marinaleda

Encierro en el Ayuntamiento de Marinaleda de una antigua trabajadora del servicio de ayuda a domicilio

Sábado, 29 Agosto 2020 00:23 Redaccion 

Pide la apertura de la bolsa de trabajo para que sea readmitida en su puesto de trabajo y que el "reparto sea transparente e igual para todas"

Ana, antigua trabajadora servicio ayuda a domicilio Ana, antigua trabajadora servicio ayuda a domicilio

Una antigua trabajadora del Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio de Marinaleda, ha iniciado un encierro en el ayuntamiento de esta localidad junto a sus padres para reivindicar la apertura de la bolsa de trabajo donde se oferte este puesto laboral. Esta vecina, Ana, ha señalado que su intención es mantener el encierro hasta que se le dé una solución a una petición que viene demandando desde hace dos años. Tiempo que este ayuntamiento lleva sin ofertar  puestos de trabajos de esta categoría laboral.

La delicada situación socioeconómica que vive esta familia le ha obligado a tomar esta determinación después de no encontrar respuesta por parte del alcalde, Juan Manuel Sánchez Gordillo (Adelante IU) a la demanda de empleo y su petición sobre la apertura de la bolsa de empleo.

Según ha relatado Ana, estuvo trabajando en el servicio de ayuda a domicilio durante 8 años aproximadamente pero una lesión producida como consecuencia del trabajo que desempeñaba le llevó a causar baja laboral por enfermedad con lo que tuvo que ser intervenida.

Tras su recuperación quiso volver a reincorporarse y no fue admitida por el ayuntamiento. Según la antigua empleada, argumentaron su no admisión aludiendo a que no estaba abierta la bolsa de trabajo. No existiendo un despido laboral formal.
 

Las reivindicaciones durante este tiempo han sido numerosas y este viernes se ha vuelto a producir otra. Tanto ella como sus padres han sido recibidos por el segundo teniente de alcaldía, Sergio Gómez, quien no le ha dado soluciones a su situación. Le ha respondido que “la bolsa se abrirá cuando haga falta”. 

En la ayuda a domicilio “hace falta gente”, ha señalado Ana. La veintena de auxiliares son insuficientes para atender a todos los usuarios y ello está produciendo una merma en la calidad del servicio, al reducirse los tiempos. Asevera que cuenta con la formación requerida para desempeñar este trabajo además de su experiencia. "Se trata de que rotemos y no estén siempre las mismas".

El regidor, Sánchez Gordillo, no la ha recibido en ninguna ocasión. Acusa al alcalde de haber intentado "manipular" a sus padres tiempo atrás y criticando que el Ayuntamiento le solicitara formación adicional para optar a la plantilla del servicio de ayuda a domicilio. A su entender, tal actuación respondería a una represalia en su contra.
 
El segundo teniente de alcaldía le ha permitido que permanezca en dependencias municipales si bien no le ha dado soluciones. La intención de Ana y sus padres es continuar con el encierro hasta conseguir algunas contestaciones.

Los vecinos de la localidad no paran de expresar muestras de apoyo y ánimo a través de redes sociales, si bien dice la antigua empleada que “hay temor por parte de la ciudadanía a pronunciarse públicamente por miedo a represalias por parte del alcalde”

La portavoz de Avanza Marinaleda, Cristina Martín, ha visitado a la familia para mostrar el apoyo y colaboración del partido. Martín, advierte una  “falta de transparencia y dejadez de la gestión pública del gobierno municipal”.