Casariche

Casariche afronta 14 días de confinamiento con hartazgo: “La medida llega tarde”

Miércoles, 30 Septiembre 2020 14:12 Redaccion 
Todavía no hay controles en los accesos a la localidad. El Ayuntamiento está a la espera de que se cierre el dispositivo policial
Casariche afronta 14 días de confinamiento con hartazgo: “La medida llega tarde”
Casariche inicia este miércoles el confinamiento decretado por la Junta para contener el coronavirus con resignación y hartazgo. Los vecinos lamentan que las restricciones en la movilidad llegan tarde y se quejan de que no hay alternativa para las familias que deciden no llevar a sus hijos a clase, porque la actividad docente se mantiene. El Ayuntamiento espera cerrar todavía con Subdelegación y Junta de Andalucía el dispositivo para los controles.
 
Casariche se ha despertado este miércoles con una orden de confinamiento publicada en el BOJA, pero sin cambios en su vida cotidiana con respecto a estas dos últimas semanas en las que muchos vecinos han estado en casa.
 
El operativo de los controles todavía no se ha puesto en práctica. Este mañana se han visto los mismos movimientos que días atrás: vecinos con bolsas de la compra, haciendo alguna gestión en el banco, tomando café en los pocos bares que han resistido. Lo que ha cambiado es que hay más medios de comunicación. Este municipio de la Sierra Sur sevillana de 5.400 habitantes muestra cansancio. Los vecinos consultados piensan que este confinamiento llega tarde y ya tiene poco sentido.
 
Hay familias que se quejan de que no hayan suspendido las clases en el colegio e instituto, y que los niños que se han quedado en casa –una mayoría hasta ahora- estén perdiendo tiempo en el curso, sin una alternativa de educación on line. La guardería municipal sigue cerrada. La conciliación laboral y familiar se hace más complicada ahora que Casariche está inmersa en la campaña de verdeo.