Sevilla

Salud declara no apta para el consumo el agua de Marchena y La Luisiana

Jueves, 03 Diciembre 2020 17:21 Redaccion 
Por una concentración de benceno por encima de lo permitido. Camiones cisterna abastecerán a estas poblaciones
Salud declara no apta para el consumo el agua de Marchena y La Luisiana
La Consejería de Salud de la Junta ha declarado no apta para el consumo el agua de los municipios sevillanos de Marchena y La Luisiana, poblaciones que suman algo más de 24.000 habitantes, tras confirmarse una concentración superior a los límites normativos permitidos de benceno. 
 
El Consorcio de Aguas del Plan Écija, que abastece a estas dos poblaciones de la Campiña sevillana, asegura que se está resolviendo el problema y que los parámetros ya son bajos y remarca que no ha existido ningún riesgo para la salud.
 

Contaminación por un reactivo de la potabilización 

El problema, según el consorcio, se debe a una contaminación en el suministro de un reactivo utilizado en el tratamiento de potabilización, que dejó de dosificarse el pasado 1 de diciembre.
 
El agua procede del consorcio, aunque en Marchena la gestiona la empresa Hidralia y en el caso de La Luisiana es Areciar, sociedad pública perteneciente al consorcio del Plan Écija.
 
La alcaldesa de la Luisiana, María del Valle Espinosa, confirma que Salud le ha comunicado que la empresa suministradora está intentando solventar este problema, pero como medida de salud pública se ha decretado el agua como no apta para el consumo. Esto significa que no puede ingerirse ni utilizarse para la elaboración de alimentos, aunque sí puede usarse para higiene personal y limpieza doméstica. 

La Delegación de Salud de la Junta ha pedido a los ayuntamientos de las poblaciones afectadas que informen con detalle a la población.

Camiones cisterna 
El Consorcio del Plan Écija va a desplegar camiones cisterna para el suministro de agua, mientras solventa el problema. 

A partir de ahora, la Consejería de Salud y Familias realizará análisis y controles hasta que el agua reúna todos los requisitos para volver a declararla apta para el consumo de la población.