Archidona

Golpe al robo de cobre con 23 detenidos en una operación dirigida desde el juzgado de Archidona

Domingo, 04 Diciembre 2022 15:14 Redaccion 
Se han recuperado 3,2 toneladas de cobre
La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal dedicada al robo de cobre en grandes cantidades en Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha. Hay 23 detenidos en una operación que ha sido dirigida desde el Juzgado de Archidona y en la que han participado agentes de Antequera, Cádiz, Algeciras, Málaga y Sevilla.

Es la operación “Esculano-Cooper-22”. Así es como la ha denominado el Instituto Armado que ha podido recuperar 3,2 toneladas de cable de cobre. En total se han realizado 16 registros domiciliarios en los municipios de Guillena, Camas y Sevilla capital. También se han aprehendido más de 70.000 euros en metálico y herramientas específicas para el robo de este material. También maquinaria especializada para el tratamiento del cobre, una escopeta, 39 teléfonos móviles, 9 vehículos y joyas valoradas en más de 100.000 euros.

La investigación se inició a principios de año tras detectarse varios robos con fuerza en instalaciones de generación eléctrica y en grandes empresas en las provincias de Cádiz, Málaga, Sevilla y Jaén. En algunos robos dejaron incluso pueblos enteros sin luz durante varios días.



La red operaba en varias comunidades

Cuando anochecía se desplazaban en un vehículo, que hacía de lanzadera para avisar de posibles controles policiales, y en una furgoneta transportaban el material sustraído. Cabe destacar que la red, llegaba a recorrer más de 700 kilómetros para cometer los robos. Asimismo, no tenían reparo en robar a una misma empresa varias veces ya que contaban con la información previa sobre sus medidas de seguridad, vías de acceso y de huida.

En uno de los robos que estaba cometiendo la organización en una planta fotovoltaica ubicada en la población de Villacarrillo (Jaén), la organización se vio sorprendida por una patrulla de la Guardia Civil, dejando abandonado el botín y logrando huir del lugar, para volver una semana más tarde a consumar el robo que habían intentado cometer con anterioridad.

Tras los robos, los miembros de la organización encargados de la receptación del material sustraído compraban el cobre y lo introducían en el mercado legal a través de una empresa de Recuperación de Metales y Residuos ubicada en la localidad de Guillena (Sevilla). Este grupo revendía el cobre robado a más del doble del precio que lo compraban, obteniendo grandes beneficios por ello.



Alto tren de vida

La organización estaba perfectamente estructurada e integrada por distintos clanes o familias procedentes de países del este. Unos se dedicaban a cometer los robos y otro grupo regentaba desguaces o chatarrerías. Cometían al menos un robo a la semana. Llevaban un alto nivel de vida y lo hacían ver en redes sociales gastando cantidades importantes dinero en hoteles, fiestas o joyas. Varios de los detenidos cuentan con más de 90 antecedentes por la comisión de hechos similares, por lo que conocían perfectamente los protocolos de investigación policial, guardando de esta manera numerosas medidas de seguridad, alternando su residencia e identidades tanto en España, Francia y Portugal

Operación dirigida desde Archidona

La operación ha sido dirigida por el titular del Juzgado Único de Primera Instancia e Instrucción de Archidona. Ha contado con la participación de agentes de la Compañía de la Guardia Civil de Antequera y a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, siendo apoyados por distintas Unidades de las Comandancias de la Guardia Civil de Málaga, de Cádiz, de Sevilla, de Algeciras y por el Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) de Sevilla. De igual forma ha sido fundamental la labor desarrollada por los Equipos ROCA de Cádiz y Málaga.

De los 23 detenidos, 13 han ingresado ya en prisión. Se les acusa de robo con fuerza, receptación, blanqueo de capitales procedentes de otros delitos, pertenencia a organización criminal, falsedad documental, usurpación de estado civil, tenencia ilícita de armas y estragos.