Archidona

Desarticulado un entramado que extorsionaba a internos de la cárcel de Archidona

Viernes, 18 Diciembre 2020 12:35 Redaccion 
Hay 10 detenidos y otras 17 personas investigadas
Desarticulado un entramado que extorsionaba a internos de la cárcel de Archidona
La Policía Nacional han desarticulado, con la colaboración de Instituciones Penitenciarias, una trama que extorsionaba a internos de la prisión de Archidona, así como a miembros de sus familias, en relación con supuestas deudas contraídas con otros presos en la cárcel. Hay 10 personas detenidas -en el exterior del centro penitenciario- y otras 17 investigadas -reclusos y familiares-, por un presunto delito de extorsión.

La investigación, denominada Operación Ochavada, se inició a raíz de la denuncia interpuesta por la madre de un interno de la prisión de Archidona, que llegó a realizar una veintena de pagos a terceros -por importe superior a 3.000 euros-, al objeto de poner fin a las amenazas y extorsiones que sufría su hijo en la cárcel ante supuestas deudas contraídas con otros internos.

Sistema de gabela

Las pesquisas realizadas por los investigadores vinieron a confirmar como la trama giraba en torno a un sistema, común en todas las cárceles, conocido como gabela -nombre originario del tributo que se pagaba a los señores feudales en la Edad Media-. Este sistema, llevado a la actualidad al ámbito de la prisión, supone la adquisición de supuestas deudas con otros reclusos por la compra de productos dentro de la cárcel.

En este sentido, los agentes constataron como, al menos tres internos de la prisión de Archidona, habían sido amenazados y extorsionados para hacer frente a deudas que se habían perpetuado en el tiempo, sin llegar nunca a resarcirse por completo, debido a los altos intereses que generaban.

Pagos a través de empresas de envíos de dinero

Así, los perjudicados, ante el temor de que los extorsionistas cumplieran sus amenazas de causar un daño a ellos mismos o a sus familiares, solicitaban la ayuda de sus parientes directos, quienes a su vez accedían al pago de la deuda mediante lo que se conoce en el argot carcelario como sistema de códigos. Bajo este procedimiento, a través de empresas de envío de dinero, los familiares de las víctimas realizaban ingresos a nombre de terceros, en su mayoría allegados en el exterior de los presos investigados.

Asimismo, entre los investigados figura un interno de 48 años y nacionalidad española, a quien también se acusa de proponer, supuestamente, introducir droga en la prisión, en un vis a vis, a un familiar de unas de las víctimas.

La Operación Ochavada ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo de Atracos de la Comisaría Provincial de Málaga.

De los hechos conoce el Juzgado Único de Archidona.