Lucena

Lucena prepara la extinción de Suvilusa y la integración de la materia de vivienda en Servicios Sociales

Jueves, 02 Diciembre 2021 21:40 Redaccion 
Un informe jurídico se muestra favorable a este proceso
Edificio actual de Suvilusa. Edificio actual de Suvilusa. Ayuntamiento de Lucena
En el primer trimestre de 2022 podría consumarse la extinción de la empresa municipal de Suelo y Vivienda de Lucena y su integración en el Ayuntamiento. Las competencias y las áreas de actuación de Suvilusa, constituida en 1994, se encajarían en la delegación municipal de Servicios Sociales con la finalidad de consolidar y alargar la vocación de protección pública que inspiró, en sus inicios, a esta sociedad.

Un informe jurídico, de la propia administración local, ya expresa el beneplácito a la disolución de Suvilusa y su incorporación en el Ayuntamiento, un proceso similar al recorrido, en años pasados, por otras empresas u organismos autónomos como la Gerencia de Urbanismo, Servimán y el Patronato Municipal de Deportes.

Los pronunciamientos de Tesorería e Intervención son los últimos documentos que aguarda el consejo de administración para impulsar definitivamente esta decisión tanteada desde hace tiempo.

Juan Pérez, alcalde de Lucena, ha confirmado que “la voluntad es esa, pero tenemos que ver que haya muchas ventajas que inconvenientes” ya que, precisa, “no debemos olvidar que esa competencia en materia de vivienda el Ayuntamiento la sigue asumiendo, representando, ostentando”.

En el futuro próximo, asevera Pérez, “la idea es seguir teniendo esa presencia que, hasta ahora, ha sido más debilitada a consecuencia de la crisis, pero que queremos volver a dar ese impulso necesario” en definitiva, “para que seamos capaces de atender, si no en su totalidad, es prácticamente imposible, sí en su mayor parte la demanda de los ciudadanos en materia de vivienda”.

De manera insistente, Izquierda Unida, en sucesivas sesiones plenarias, ha reclamado esta reestructuración organizativa, sobre todo, para equiparar las condiciones laborales de los tres empleados de Suvilusa con el resto de trabajadores de la administración local.

Miguel Villa, portavoz de Izquierda Unida, resalta que “es un problema acuciante, quien lo está padeciendo se sentirá francamente discriminado”. Para Villa, “no es otra cosa que las condiciones laborales que tienen las personas que trabajan en esta empresa municipal”.

De manera simultánea, el equipo de gobierno ya ha previsto una consignación presupuestaria de 300.0000 euros, cantidad que podría incrementarse, para la adquisición de inmuebles que adoptarían un régimen de viviendas sociales. Así, se comenzaría a paliar el dilatado déficit de pisos de gestión pública para las familias con menores recursos. El Ayuntamiento elegirá la fórmula de una licitación para suscribir préstamos hipotecarios con entidades financieras.