Lucena

El reloj de la Plaza Nueva de Lucena celebra su primer siglo con una bola dorada en movimiento

Martes, 02 Noviembre 2021 09:51 Redaccion 
La esfera desciende y regresa a su posición tanto a las 12 del mediodía como en la medianoche
El reloj de la Plaza Nueva de Lucena, coronado por la bola dorada. El reloj de la Plaza Nueva de Lucena, coronado por la bola dorada.
Un siglo después de su realización, el emblemático y simbólico reloj de la Plaza Nueva de Lucena estrena o recupera el movimiento de una bola que desciende desde el templete de la torre, a las doce del mediodía y, también, cuando las agujas marcan la medianoche.

Los trabajos de remozamiento y mantenimiento acometidos, en este elemento histórico y señero del patrimonio lucentino, han propiciado, además de activar este llamativo mecanismo, datar la ejecución del reloj en 1921, siete años antes de la fecha que constaba hasta ahora.

La empresa Campanas y Relojes Rosas, de Jaén, heredera de la sociedad Roses Hermanos, radicada en Valencia y fabricantes del reloj, han efectuado la sustitución de las esferas y la bola dorada, entre otros trabajos, por un importe de 8.500 euros.

César del Espino, concejal de Servicios Operativos, ha explicado que “la esfera que corona el templete último de la torre, según los más ancianos del lugar, no recuerdan que se haya movido nunca”.

Por tanto, ha añadido el concejal socialista, “si alguna vez se movió fue a finales de los años 20 y en poco tiempo se quedaría parado, porque nadie recuerda que eso haya estado en funcionamiento”.

En los últimos días, se ha terminado “la colocación de un motor, que tiene un temporizador para que cuando lleguen las doce de la noche o las doce de la mañana, siempre que el reloj dé la hora de las 12, se bajará la esfera”. Posteriormente, “cuando pase el recuerdo de la hora, que habitualmente también se hace, vuelve a subir otra vez”.

Además, la intervención ha incluido la renovación de las luminarias existentes en las cuatro paredes de la torre, anexa a la casa consistorial, y el recambio de las piezas más deterioradas.

Los técnicos municipales, desde ahora, darán cuerda al reloj, con una periodicidad semanal. El resto de actuaciones de mantenimiento e inspección, según ha asegurado Del Espino, se adjudicarán mediante licitación.