Lucena

El Ayuntamiento de Lucena asume su responsabilidad en el hundimiento del suelo de una vivienda

Miércoles, 14 Julio 2021 14:14 Redaccion 
La propietaria, una mujer de 90 años, hubo de abandonar su casa en diciembre del 2019
Casa apuntalada, por el hundimiento del suelo, en la calle Trasmatadero de Lucena. Casa apuntalada, por el hundimiento del suelo, en la calle Trasmatadero de Lucena.
El Ayuntamiento de Lucena ya admite, eso sí, dos años después, su responsabilidad en el hundimiento del suelo de una vivienda, ubicada en la calle Trasmatadero, y que, desde diciembre del 2019, impide a una mujer, de 90 años, habitar en su casa.

A falta de un informe jurídico que ratifique la teoría y las conclusiones de los técnicos municipales, el Consistorio asumirá una reclamación por daños en el inmueble que ascenderá a unos 50.000 euros, importe presupuestado para la recomposición de la superficie de la planta baja, destruida y agrietada en varias de sus dependencias y apuntalado por orden expresa de la delegación municipal competente. No obstante, el Ayuntamiento únicamente habrá de pagar una mínima cantidad de dinero puesto que casi el 100% del desembolso lo afronta el correspondiente seguro.

Desde el principio, la familia de Isabel Pacheco, a través de su letrado, José Antonio Ramírez Corredera, ha defendido, en contra de la tesis inicial del Ayuntamiento, que la obligación recaía en el propio Consistorio y rechazaba la derivación a Aguas de Lucena.

Los afectados, desde aquel lejano día de Nochebuena del 2019, han sostenido que el deterioro y las incidencias confirmadas en unas conducciones de titularidad pública fueron la causa de los impactantes destrozos en la edificación particular.

El alcalde, Juan Pérez, ha indicado que la finalización del expediente se encuentra muy avanzada y expresa su deseo de un desenlace favorable a una familia que necesita del dinero demandado al Ayuntamiento para sufragar las imprescindibles obras en la vivienda.

Ha manifestado el regidor socialista que “en las próximas semanas va a estar resuelto y espero y deseo que de manera favorable para la familia”. Explícitamente reconoce la responsabilidad del Ayuntamiento puesto que “a la vista de esa reunión que mantienen técnicos de aguas de Lucena y técnicos municipales, se entiende que es más del Ayuntamiento que de Aguas de Lucena. Sí ha matizado que “otra cosa distinta es el informe jurídico que se elabore y que determine sí hay o no hay responsabilidad o no hay o qué tipo de responsabilidad hay por parte del Ayuntamiento”.

En un proceso interminable e inexplicable para esta familia, el 26 de febrero del 2020, el Ayuntamiento inadmitió la reclamación patrimonial solicitada, al entender que incumbía a Aguas de Lucena. Más de un año después, el pasado 20 de abril, al formalizarse la inhibición de Aguas de Lucena, el propio Consistorio revocó esta resolución, determinaba el impulso procesal de las actuaciones requeridas y solicitaba sendos informes de geotecnia y de obras, tanto del proyecto como de las actuaciones de urgencia.