Lucena

Vox pide en Lucena acciones efectivas contra "las mafias de la ocupación"

Viernes, 26 Febrero 2021 15:11 Redaccion 
Los vecinos de la calle Mediabarba denuncian "miedo" por "las amenazas y la delincuencia"
El diputado nacional de Vox, José Ramírez, con algunos de los vecinos de Calle Mediabarba. El diputado nacional de Vox, José Ramírez, con algunos de los vecinos de Calle Mediabarba.
A la calle Mediabarba de los focos de mayor tensión social de Lucena, causada por la ocupación irregular de viviendas, ha acudido este viernes José Ramírez, diputado nacional de Vox.

En su intervención, ha distinguido, repetidamente, a las familias que acceden ilegalmente a un inmueble, por la imposibilidad de sufragar una vivienda, y a las que denomina mafias de la ocupación.

Para las primeras, reclama Vox al Ayuntamiento que ejerza su responsabilidad de otorgarles una vivienda social, en vez de contribuir a generar graves consecuencias a los demás residentes del barrio. Por el contrario, José Ramírez exige expulsar inmediatamente de los pisos a los grupos organizados que destruyen la convivencia en determinados sectores de cualquier municipio.

En síntesis, indica que “es un fenómeno muy complejo, el de la ocupación”. Singularmente en Lucena, afirma que “nos encontramos gente que deberían echar a la calle sin más, no se puede mezclar apersonas que están ocupando viviendas, por desesperación, con mafias de ocupación, y ustedes tienen aquí un fenómeno de mafias de ocupación”.

Desde Vox señalan que este fenómeno, que califican de complejo, no atañe a propiedades de bancos y fondos de inversión, únicamente, sino que incomoda y perjudica a las personas más humildes porque devalúa el precio de las viviendas colindantes.

Ramírez ha reclamado al Ayuntamiento que respalde y ampare a las familias damnificadas por esta práctica ilegal.

Hasta tres años de amenazas, inseguridad, robos y sobresaltos soportan los vecinos de la Barriada Virgen de Araceli y calle Mediabarba, donde se localizan distintos inmuebles ocupados de manera clandestina.

Aunque en las últimas semanas, ha disminuido el número de pisos habitados ilícitamente, los vecinos temen que el ambiente vuelva a recrudecerse.

Maria del Carmen Cuenca regenta un estanco en la zona y manifiesta que “nos han traído delincuencia, droga, violencia entre ellos mismos” porque “después de sus juergas, hay armas blancas y disparos”.

En el número 110 de la calle Mediabarba, hasta cinco pisos, simultáneamente han terminados ocupados. En la planta baja, vive Rafael. Tiene 84 años y afirma que convive con esta tesitura “mal, con miedo, amenazas de muerte”, incluso después de “haber denunciado y pedido ayuda”, aunque sostiene que “el Juzgado me ha tratado mal”. Recuerda, con precisión, que “el día 15 de abril, a las siete menos cuarto de la mañana, del 2019, entraron los ocupas aquí y desde entonces vengo padeciendo”.

Los vecinos puntualizan que, otras familias, también instaladas de forma irregular, no causan molestia alguna y su comportamiento es correcto y apuntan a bandas organizadas como las responsables de los graves incidentes.