Lucena

Una mesa de trabajo analiza en Lucena las causas de la ocupación irregular de viviendas

Martes, 01 Diciembre 2020 12:10 Redaccion 
Es un grupo técnico y político y tratará de singularizar las motivos y las consecuencias sociales y articular soluciones legales
Bloques de pisos en El Zarpazo. Bloques de pisos en El Zarpazo.
Primera sesióndel grupo de trabajo que examina, en el Ayuntamiento de Lucena, la ocupación irregular de viviendas. Es una mesa técnica y política que analiza esta problemática desde diversas perspectivas, como las causas sociales, la protección de los menores y los conflictos vecinales que genera.

Esta práctica ilegal afecta, aproximadamente, a un centenar de inmuebles en Lucena. La inmensa mayoría, en torno a un 95%, son propiedades que pertenecen a entidades bancarias.

La concentración de pisos habitados, en condiciones anómalas, que mayor preocupación suscita, por su volumen, se localiza en la zona de El Zarpazo, en los edificios cuya titularidad corresponde a la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía.

Además, también constan focos de ocupaciones en otros puntos como las calles Huertas, Mediabarba, Pedro Izquierdo o el sector oeste 1.

Ciudadanos impulsó este órgano que integra a las áreas de Servicios Sociales, Urbanismo y Seguridad Ciudadana. También está representada la Policía Local. Jesús López, portavoz de la formación naranja, preside la mesa de trabajo, expone que “en estos momentos, lo más importante es conocer la situación real del fenómeno okupa en Lucena” y aboga por “saber diferenciar y analizar, caso por caso”.

Matiza que “esta iniciativa no sólo nació para poner remedio a los problemas que deriva el fenómeno de la okupación, con conflictos entre vecinos y demás, sino también comprobar cuáles son las causas, por las que muchas familias se ven obligadas a tener que recurrir a esta actividad, para conseguir un techo”.

Asimismo, también se intenta “asegurar que los menores esté bien asistidos y las familias que tengan estas necesidades puedan disponer de alguna vivienda que cumpla con requisitos mínimos de habitabilidad”.

Finalmente, en base a los estudios encomendados a técnicos municipales, “se pondrá a disposición del Ayuntamiento todas las herramientas que la ley ponga en nuestras manos para dar solución a este problema que cada día está creciendo más en nuestro municipio”.

Los primeros acuerdos adoptados recogen la elaboración de un informe que precise las particularidades de las viviendas ocupadas y articule soluciones viables.

El Ayuntamiento pretende conjugar principios primordiales como el cumplimiento de la legalidad, la consecución de una convivencia normalizada entre los vecinos y la proporción de cobertura social a las familias vulnerables, impulsando mecanismos que posibiliten proporcionales una vivienda de carácter público.