Lucena

Los hosteleros de Lucena protestan contra las restricciones y piden "trabajar en libertad"

Miércoles, 18 Noviembre 2020 13:44 Redaccion 
Unos 400 empresarios y trabajadores se manifiestan en el centro de Lucena
Inicio de la manifestación en el Paseo del Coso. Inicio de la manifestación en el Paseo del Coso.
Los hosteleros de Lucena reclaman la supresión de las limitaciones de aforo y horario y de otras medidas, como la prohibición de consumir en barra, porque reivindican que la seguridad sanitaria es absoluta en este sector.

Unos 400 empresarios y empleados de la hostelería, además de proveedores y trabajadores de servicio de reparto o alimentación, se manifestaban este lunes por el centro de localidad.

Trasladan sus reproches tanto al Ayuntamiento como a la Junta y al Gobierno por las decisiones adoptadas en estos meses de pandemia y que, defienden desde la Asociación de Hosteleros de Lucena, perjudican gravemente a sus negocios y en nada contribuyen a rebajar los contagios.

Sergio Leiva, presidente de Asholuc, señala que “esde el 18 de mayo, de manera incesante e injusta, se ha restringido a nuestro sector, con infinidad de medidas coercitivas”. Infería que “lo único que ha conseguido es disminuir nuestras ventas y no frenar la pandemia”, para concluir indicando que “somos un sector responsable, y hemos guardado siempre, todas y cada una medidas, distancia, seguridad e higiene”.

Remarcan que multitud de bares, restaurantes, cafeterías, heladerías o locales de copas están abocados al cierre y cuantifican en unas 2.500 familias lucentinas las que dependen directamente de esta actividad económica.

Defienden que si las restricciones en sus establecimientos terminasen, no precisarían de ninguna ayuda pública.

Sergio Astorga es el vicepresidente del colectivo y verbalizaba que “pedimos, desde el principio, que nos dejen trabajar, ni siquiera serían necesarias las ayudas, pero viendo que no lo hacen, tengan en cuenta señores políticos, que detrás de cada establecimiento de hostelería hay muchas familias”. Subrayaba que “cada vez somos más los que vamos a tener cerraar, definitivamente, ayuden a nuestro sector, no dejemos que la hostelería muera y si no lo piensan hacer, al menos déjennos trabajar”.

La marcha de protesta transcurrió sin incidentes. Los mensajes impresos en algunas pancartas exponían que “El virus no mata la economía, los políticos incompetentes, sí”; o “El ocio nocturno no es el problema, queremos trabajar”.