Lucena

El edificio de Servicios Sociales de Lucena obtendrá la acreditación como centro sanitario

Miércoles, 11 Noviembre 2020 12:01 Redaccion 
Una remodelación, presupuestada en 200.000 euros, culminará unos trabajos originarios acometidos hace dos décadas
Fachada principal del edificio de Servicios Sociales de Lucena. Fachada principal del edificio de Servicios Sociales de Lucena.
Dos décadas después de la ejecución de los primeros trabajos, el Ayuntamiento de Lucena acomete la finalización de la reforma del edificio de Servicios Sociales. Una actuación indispensable para obtener la acreditación como centro sanitario.

La obra arrancaba en el año 2001 y numerosos contratiempos en la ejecución y encadenadas modificaciones dispositivas han provocado constantes interrupciones.

Con medios propios, el Consistorio ha acometido, en estos años diversas remodelaciones menores.

Ahora, una inversión de 200.000 euros, soportada con presupuesto municipal, permite concluir definitivamente el proyecto, adecuando el funcionamiento del inmueble, renovándose las instalaciones y afianzando la seguridad.

César del Espino, concejal de Obras, reafirma que “es algo ya necesitado por esta ciudad, puesto que las obras de este edificio comenzaron en 2001, estamos hablando que casi dos décadas después se va a concluir”.

El edil socialista explica que la intervención cristaliza “conforme a toda la normativa y acreditaciones por parte de la Junta de Andalucía, necesarias, para que sea considerado como centro sanitario”.

Retornando a lo ocurrido tiempo atrás, indica que “por diversas circunstancias, en el año 2004, se paralizaron los trabajos y se recepcionó parcialmente, en base a la obra que se había ejecutado hasta ese momento, a partir de entonces, hasta nuestros días, se ha ido haciendo numerosas obras por parte de los servicios de Obras y Mantenimiento”.

Finalmente, estos inconvenientes, “unido, a los sucesivos cambios en la legislación, tengamos en cuenta que los principios de años 2000, fueron un momento de ebullición respecto a la normativa de la construcción” desembocan en “una situación un poco anómala, quizás, que junto con problemas que habían surgido en el comienzo, hicieron que esto se demorara en el tiempo”.

En los dos últimos años, el Consistorio ha reorientado este dilatado proceso. La obra culminará con la materialización de diferentes divisiones, en las tres plantas de la edificación.

Un área de recepción se habilitará en la zona baja y los nuevos despachos integrarán mamparas acristaladas, adaptándose, de esta manera, a la normativa sanitaria por el coronavirus.