Lucena

Unas mil firmas contra la instalación de un salón de juegos en el centro de Lucena

Viernes, 25 Septiembre 2020 12:59 Redaccion 
Urbanismo paraliza, durante un año, las licencias de apertura a este tipo de locales
Juan Redondo y Juan Chacón. Juan Redondo y Juan Chacón.
Un millar de firmas expresan el rechazo a la instalación de un salón de juegos en el centro de Lucena. La Asociación de Jugadores de Azahar en Rehabilitación las entregará el próximo martes en el Ayuntamiento. Además, Urbanismo suspende, por un año, las autorizaciones a este tipo de establecimientos.

Alsubjer, que atiende actualmente a unos 60 adictos y a 85 familiares, reclama al Ayuntamiento que, de manera definitiva, impida la apertura de más salones de juego en el municipio. En estos momentos, funcionan cuatro negocios de esta índole.

Además, reivindican desde este colectivo, que se sitúen a 500 metros de los centros escolares, condición que incumpliría el proyectado en la calle Juan Valera; un estricto horario de apertura; control riguroso de acceso a menores y autoprohibidos; y una vigilancia permanente por parte de la Policía Local.

Juan Chacón, el presidente de la asociación lucentina de jugadores de azar en rehabilitación, relata que “nosotros todos los meses, un par de familias nos llaman de menores, que están sus hijos jugando, desesperados, no pueden con ellos, están gastando 1.000 y 1.500 euros que no tienen, no saben qué hacer con ellos”.

Manifiesta Chacón que “la verdad es que la gente se siente muy culpable, entonces nosotros desde que Miguel Villa (IU) nos dijo que iban a poner un salón de juegos, hemos empezado a actuar para que esto no se ponga”. Finalmente, ha augurado que “posiblemente lo que traiga aquí es delincuencia, ruina económica, problemas judiciales y problemas laborales”.

Paralelamente, a propuesta de Izquierda Unida, la comisión de Urbanismo ha aprobado, provisionalmente, ya que se ratificará en el Pleno, reformular la regulación para la implantación de estos locales.

Como consecuencia directa, se interrumpe durante un año, toda licencia a salones de juego y apuestas, así como la validez de las obras de adecuación de los inmuebles destinados a este uso.