Córdoba

Interceptadas más de 3000 cajetillas de tabaco de contrabando en lo que va de año en la provincia de Córdoba

Lunes, 13 Abril 2015 14:44 Redaccion 

La Guardia Civil ha intervenido en 48 operativos efectuados durante el año 2014, 89.298 cajetillas de tabaco de contrabando 

Durante el pasado año 2014, la Guardia Civil de Córdoba ha detenido a dieciséis (16) personas, como supuestos autores de delitos de Contrabando y ha denunciado por infracción administrativa a otras 57 personas, entre ellos varios titulares/propietarios de tiendas de comestibles, kioscos y establecimientos de hostelería ubicados en distintos municipios de la provincia.

La Guardia Civil en cumplimiento a las funciones que le atribuye la Ley 2/86 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como Resguardo Fiscal del Estado, ha ido recopilando informaciones sobre la venta de tabaco de contrabando, pudiendo conocer que esta venta irregular se estaba sucediendo en diversos establecimientos ubicados en localidades de la provincia.

Ante ello, la Jefatura de la Comandancia, estableció el pasado año 2014 un dispositivo de servicio específico orientado a verificar las informaciones recibidas, efectuar inspecciones y en su caso denunciar las infracciones observadas. Las investigaciones realizadas permitieron centrar las sospechas sobre algunos establecimientos y kioscos ubicados en varios municipios de la provincia, así como en varias personas que se pudieran estar dedicando al transporte de este tipo de contrabando.

Tras verificar las sospechas y llevar a efecto los dispositivos pertinentes, la Guardia Civil ha intervenido en la provincia el pasado año 2014 más de 89.000 cajetillas de tabaco de contrabando de diversas marcas. Ante estos hallazgos, y tras su valoración, los Guardias Civiles procedieron en su caso a detener/denunciar a los supuestos infractores como supuestos autores de un delito o una infracción a la Ley de contrabando.

Uno de estos operativos se llevó a efecto el pasado mes de febrero en las provincias de Córdoba y Sevilla, tras detectar una organización criminal, perfectamente estructurada y jerarquizada, que distribuía tabaco de contrabando y que mantenía conexiones en Andorra.

En ésta operación además de las quince (15) detenciones efectuadas, fueron intervenidas 23.000 cajetillas de tabaco de contrabando, 50.000 euros en efectivo, 18 vehículos de alta gama, una motocicleta, dos carabinas modificadas, un arma de postas ilegal, gran cantidad de joyas, material electrónico e informático y abundante documentación.

Con esta operación se consiguió desmantelar uno de los clanes más importantes dedicados al contrabando de tabaco en el territorio andaluz, que recepcionaban importantes partidas de tabaco de contrabando y lo distribuía, con rapidez y por encargo, a diferentes grupos de distintas provincias de España.