Osuna

Agricultores de Osuna, Écija, Puente Genil y Lucena podrán reutilizar sus aguas residuales para el riego

Martes, 16 Abril 2019 15:22 Redaccion 
Confederación aprueba una veintena de proyectos en la cuenca. Se crearán 14.000 hectáreas de riego
Agricultores de Osuna, Écija, Puente Genil y Lucena podrán reutilizar sus aguas residuales para el riego
Una veintena de comunidades de regantes de la cuenca del Guadalquivir se van a repartir 20 hectómetros cúbicos de agua depurada cada año para el riego, fundamentalmente de olivar. Equivale prácticamente a un hectómetro cúbico por proyecto.
 
La Confederación Hidrográfica del Gualdalquivir ha asignado estos recursos hídricos a comunidades de regantes del centro de Andalucía: Écija, Osuna, Lucena, Cabra, Puente Genil, Priego de Córdoba, Aguilar y Carcabuey, según los datos aportados por Feragua, la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía.
 
Todavía estos proyectos no se han puesto en marcha. Cada uno sigue su curso en una fase de presentación de documentación y de preparación de las actuaciones para dotar de infraestructuras a los productores,
 
De la cuenca, los mayores recursos se han distribuido en la provincia de Sevilla: se han asignado nueve hectómetros cúbicos; le sigue Córdoba, con seis hectómetros y medio para las diversas comunidades de regantes.
 
La cooperativa Santa Teresa de Osuna, que cuenta con una comunidad de regantes, ha logrado autorización para transformar mil hectáreas de olivar en regadío con agua regenerada. Los productores consideran que se puede triplicar la producción. La inversión para aprovechar el agua depurada puede rondar los ocho millones de euros. Este proyecto en Osuna va a de la mano del consorcio de aguas del Plan Écija.
 
Écija va a sumar unas mil hectáreas de regadío con las aguas regeneradas. La nueva comunidad de regantes va a desarrollar el proyecto que precisa de una inversión de unos cinco millones de euros para transformar los terrenos de secano en superficie de riego y para olivar. Colabora también la Cooperativa Agropecuaria Industrial CAPI.
 
Hasta finales de año no se espera que se inicien los proyectos. Es la previsión de Feragua, que destaca el impacto económico que tendrán estas nuevas superficies de regadío.

 
Los proyectos tienen  que superar, además, el trámite de impacto ambiental de la Junta de Andalucía.
 
La asignación de estos 20 hectómetros cubicos de agua depurada al año está recogida en el actual plan hidrológico. Supone una experiencia piloto y en función de los resultados, la Confederación evaluará si amplía la cantidad de recursos hídricos tratados para ofrecerlos a los productores agrícolas.
 
El Parlamento Europeo aprobó en febrero impulsar la reutilización de las aguas residuales para el riego agrícola con el objetivo de aliviar la escasez de recursos en época de sequía.
 
La Comisión deberá evaluar en un plazo de cinco años si el agua regenerada puede tener otros usos, además del agrícola. Por ejemplo, en la industria, para el riego de jardines o fines ambientales.