Pedrera

Los incidentes entre pedrereños y rumanos se saldan por el momento con seis detenidos

Lunes, 08 Enero 2018 17:38 Redaccion 
Tres por actos vandálicos contra la comunidad rumana, y el resto por agredir a un vecino tras el accidente
Los incidentes entre pedrereños y rumanos se saldan por el momento con seis detenidos
Los incidentes en Pedrera entre vecinos y grupos de rumanos residentes se han saldado por el momento con seis detenidos, tres de nacionalidad rumana por un delito leve de lesiones,  y los otros tres por su presunta relación con los actos vandálicos del fin de semana. La Guardia Civil mantiene abierta la investigación y trata de localizar a los promotores de las protestas violentas contra familias de rumanos que viven esta localidad sevillana.
 
Todavía este lunes se podía ver algún coche volcado de las protestas violentas de este fin de semana contra grupos de rumanos residentes en Pedrera, a los que se les acusa de problemas de convivencia.
 
El alcalde de Pedrera, Antonio Nogales (IU), está en permanente contacto con la Subdelegación del Gobierno y espera celebrar en las próximas horas una junta de seguridad para reconducir la situación y dar una respuesta a los desórdenes públicos. Pide de nuevo "cordura y calma" y advierte de que la Justicia actuará igual para todos.
 
Los vecinos hablan de un caldo de cultivo que se remonta desde hace tiempo. Cuentan que hay muchas quejas y denuncias por robos de aceitunas, por hacinamiento en las viviendas, alteración del orden público, amenazas, conducción temeraria.  Pero reconocen que algunos residentes naturales de Pedrera están confulados con el grupo de rumanos que causa problemas.  
 
La Guardia Civil ha detenido, de momento, a tres ciudanos rumanos por un delito de lesiones leves al agredir a un vecino, tras el accidente de tráfico del pasado sábado, y otras tres personas como responsables de los actos vandálicos.

El instituto armado también lanza un mensaje de tranquilidad. En un comunicado señala que el hecho que provocó los incidentes fue una simple discusión de tráfico sin graves consecuencias, “algo totalmente aislado”. Añade que esta pelea ha sido debidamente resuelta por las autoridades. La Guardia Civil advierte de que “los hechos de alteración del orden público sólo pueden traer consecuencias penales graves para sus promotores” y responsabilidades penales o administrativas a los participantes, por lo que se hace un llamamiento a la calma y a dejar que esta situación sea controlada por las autoridades correspondientes.
 
La Guardia Civil continúa investigando los hechos y tratando de localizar a los promotores de las concentraciones con reacciones violentas de este fin de semana. No descarta, por tanto, practicar más detenciones.