Marinaleda

El alcalde de Marinaleda advierte: “No consentiremos a la Junta que nos quite la finca Los Humosos”

Miércoles, 11 Enero 2017 20:18 Redaccion 
Sánchez Gordillo pide mantener el uso público de las 1.200 hectáreas. La Junta habla de “alegalidad”
El alcalde de Marinaleda advierte: “No consentiremos a la Junta que nos quite la finca Los Humosos” Cadenaser.com
La Junta de Andalucía reconoce que la finca Los Humosos de Marinaleda (Sevilla), cedida para su explotación pública desde 1992, está ahora en una situación de "alegalidad". Ha expirado el plazo dado por el Gobierno andaluz para que el Ayuntamiento, gobernado por Juan Manuel Sánchez Gordillo, cumplimentara toda la documentación para iniciar la adquisición de las tierras, amparándose en la ley de 2011. El alcalde rechaza la opción de compra: plantea una fórmula para que una fundación pública gestione la tierra.

Desde la Consejería de Agricultura afirman que en los próximos días van a tratar este asunto y que en las próximas semanas comunicarán la decisión sobre los pasos que se van a dar.
 
A priori, se abren dos escenarios: o se extingue la concesión del uso de la tierra y se ordena el posterior desalojo; o el Consistorio optar por cumplir los trámites cuanto antes para iniciar la compra, así como pagar la deuda arrastrada por los impagos en el canon de explotación de las cerca de 1.200 hectáreas.
 
El alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, rechaza la opción de compra de los terrenos y defiende que se siga manteniendo su uso público. Explica que, al amparo de la ley, se podría discutir alguna formula intermedia para que la propietaria de los terrenos, la administración andaluza, pueda traspasar esa titularidad a una fundación pública para que se garantice su explotación sin ánimo de lucro.

El regidor asegura que no está dispuesto a perder esa concesión de la tierra y no quiere pensar como escenario en la disolución de la concesión. “No vamos a consentir eso. Tendrían que pasar cuchillos y como eso no se lleva. Nunca lo consentiremos”, avisa Sánchez Gordillo.

 
Sobre la deuda por el impago de los cánones de explotación, que se cifró en más de cinco millones y medio de euros,  dice que solo se deben dos años; que el resto de anualidades han prescrito.
 
El regidor espera noticias de la Junta los próximos días. Confía en llegar al entendimiento con la consejera de Agricultura, Carmen Ortiz.  
 
El Gobierno andaluz dio como plazo límite el 31 de diciembre para que Marinaleda pudiera comprar las fincas que explota desde 1992.
 
Por otro lado, la nueva ley de agricultura que se tramita en el Parlamento andaluz acaba con el proyecto de banco público de tierras que defendió Izquierda Unida en la pasada legislatura.
 
La Junta lleva tiempo advirtiendo a las cooperativas de Marinaleda que tienen que hacer frente a las deudas con la administración andaluza si quieren acceder a la propiedad del terreno.

La nueva ley de agricultura busca poner a la venta las tierras públicas que están sin uso, para favorecer la incorporación de jóvenes y parados a la agricultura. La norma prevé su posible venta, priorizando el acceso a estos colectivos y para proyectos de economía social. La Junta asegura que dispone actualmente de  unas 5.000 hectáreas de titularidad pública.