La Roda de Andalucía

Agro Sevilla pierde más de un 30% del mercado de EEUU un año después de los aranceles a la aceituna negra

Lunes, 10 Junio 2019 13:06 Redaccion 
La cooperativa intenta vender parte de esta producción a destinos emergentes en Asia y Latinoamérica
Ednhub Ednhub
Se cumple un año desde que se confirmaron los aranceles de casi el 35% impuestos por EEUU a la aceituna negra por supuesta competencia desleal y antidumping. Unos recargos que han supuesto pérdidas de cerca de 30 millones de dólares para la industria productora y exportadora solo el año pasado.
 
Agro Sevilla, la principal productora y exportadora de aceituna de mesa en el mundo, en La Roda de Andalucía, ha perdido más del 30% del mercado estadounidense.La cooperativa, para la que trabajan 4.000 agricultores fundamentalmente de la Sierra Sur de Sevilla, intenta recolocar parte de esa producción con inversiones en mercados emergentes: en China, India, el norte de África y Latinoamerica. Su presidente, Gabriel Cabello, lanza un mensaje de confianza a los agricultores y al sector, a pesar de las pérdidas, y les anima a invertir en diversificar el producto y a pelear para que Europa conceda ayudas específicas.

Agro Sevilla ha perdido cuota del mercado de Estados Unidos, país al que ha destinado casi una cuarta parte de su producción y en el que está presente desde hace 25 años. Pero se deja mercado en menor medida que el conjunto del sector a nivel nacional, cuyas exportaciones a a Estados Unidos han pasado de representar el 75% a caer hasta el 34%.
 
Gabriel Cabello explica que han retenido clientes en Estados Unidos por la experiencia y prestigio (los años que llevan vendiendo a este país y además tienen una filial),  también porque los países competidores –Marruecos, Turquía y Egipto, necesitan más tiempo e inversiones para penetrar en este mercado.  

Otra consecuencia de los aranceles es
la caída del precio de la aceituna de verdeo más de un 20%. Entre los agricultores hay preocupación por esta tendencia y se temen problemas de stock. En Agro Sevilla,  el presidente asegura que han dado seguridad a los agricultores de las 12 cooperativas presentes en esta productora de que se venderá este año toda la producción.

El sector confía en el resultado de la investigación sobre los aranceles que abrirá la Organización Mundial del Comercio (OMC), cuando se constituya el panel de expertos a finales de junio. Pero esta investigación puede alargarse varios años y, entre tanto, la industria va a seguir registrando pérdida. Por ello, tanto los productores como ASEMESA, la Asociación de Exportadores e Industriales de la Aceituna Negra, piden a Europa ayudas compensar el desplome de las exportaciones  (las ventas han caído casi un 50% con respecto a hace dos años), y también para hacer frente a inversiones que permitan diversificar el productos y penetras en los nuevos mercados.

Gabriel Cabello es desde mayo presidente sectorial de aceituna de mesa de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía. Valora el respaldo de las instituciones en esta guerra comercial con Estados Unidos. Pero piensa que Europa debe dar un paso más. Considera que debe mejorar la propuesta de la Comisión Europea con las distintas administraciones competentes en lo que respecta a las ayudas para la diversificación del producto en mercados alternativos: que aumente la partida específica de dos millones y medio de euros en promocion exterior. Otra demanda es que se permita a la aceituna de mesa participar en otras líneas de ayudas contempladas en los programas de promoción, dentro del paquete financiero de 191 millones de euros.
Para el presidente de Agro Sevilla, la aceituna de mesa debe estar presente con carácter prioritario en la agenda europea.

Por otro lado, sobre el conflicto laboral en la planta de Agro Sevilla, donde trabajan unas 400 personas, muchas mujeres, Gabriel Cabello se ha mostrado confiado en que pronto alcanzarán un acuerdo con los trabajadores sobre el convenio colectivo. En marzo y abril pasado la gran mayoría de los empleados de la planta de La Roda secundó las jornadas de paro convocadas por CCOO en contra del nuevo convenio, que firmaron la patronal y UGT. Desde entonces, los trabajadores del aderezo de la provincia de Sevilla se han ido incorporando a ese convenio mientras que la plantilla de Agro Sevilla mantiene encuentros y negociaciones con la dirección. Gabriel Cabello asegura que entiende y respete las demandas de los trabajadores, pero subraya al mismo tiempo que todas las partes deben hacer posible la viabilidad y sostenibilidad de este sector.

La crisis de los aranceles a la aceituna negra ha supuesto en cuanto al empleo en la planta de Agro Sevilla la perdida de unos 50 puestos de trabajo.  La cooperativa tiene una capacidad de producción anual de más de 80.000 toneladas de aceitunas y exporta a más de 70 países en el mundo.