La Roda de Andalucía

Los trabajadores del aderezo de aceitunas dejan la huelga en la Sierra Sur y negociarán ahora con sus empresas

Miércoles, 10 Abril 2019 19:16 Redaccion 
CCOO se ha reunido con Aseogra, pero no ha habido avances  para un acuerdo del convenio firmado con UGT
Los trabajadores del aderezo de aceitunas dejan la huelga en la Sierra Sur y negociarán ahora con sus empresas
Los empleados del sector del aderezo de aceitunas en la Sierra Sur de Sevilla han vuelto este miércoles a sus puestos de trabajo, aunque la huelga no se ha desconvocado por parte de CCOO. El sindicato se ha reunido esta mañana con la patronal Aseogra para intentar acercar posiciones sobre el convenio colectivo. Pero no ha habido avances, según explica Antonio Manuel Sánchez, delegado de Comisiones y presidente del comité de empresa de Agro Sevilla, en La Roda de Andalucía.

Los representantes sindicales que han participado en esa reunión se han mostrado “decepcionados” al término del encuentro porque, dicen, la patronal no ha aceptado ninguna de sus reivindicaciones para el convenio sectorial, que ya ha firmado la otra parte social, el sindicato UGT.
 
A pesar de que no ha habido acercamiento, CCOO ha decidido paralizar la huelga, aunque no la ha desconvocado, y los empleados irán a trabajar.
 
Desde el comité de empresa de Agro Sevilla se va a trasladar ahora la negociación directamente con la fábrica, en la Roda de Andalucía, según explica Antonio Manuel Sánchez, presidente del comité.
 
En la planta de Agro Sevilla trabajan unas 400 personas, muchas mujeres. Durante las cinco jornadas de huelga, prácticamente el 100%% de la plantilla se ha sumado y han sido muchos los empleados que han participado en las concentraciones delante de la cooperativa y este martes en la manifestación de Sevilla. Los representantes sindicales piden mejoras en el convenio, como un complemento de antigüedad del 20% y cobrar el 100% por accidente de trabajo.
 
Los empleados que han secundado los paros piden recuperar derechos perdidos durante la crisis y remarcan que son demandas asumibles para el sector, a pesar de los aranceles de EEUU a la aceituna negra.