La Roda de Andalucía

Los productores piden destinar las ayudas a la aceituna negra de Bruselas a abrir mercados en Asia y países árabes

Martes, 17 Julio 2018 16:05 Redaccion 
ASEMESA ve prioritario llevar a EEUU a la OMC. Las cooperativas reclaman recursos para el empleo
Asaja Sevilla Asaja Sevilla
Los productores y la industria de la aceituna negra valoran las ayudas que va a conceder Europa para compensar los aranceles del 35% impuestos por Estados Unidos. Pero piden a Bruselas que de forma prioritaria lleve a la administración Trump ante la Organización Mundial del Comercio.
 
A finales de este mes de julio serán firmes durante cinco años los aranceles del 35% impuestos a la aceituna negra. A la espera de conocer el día 24 de este mes los argumentos que ha dado Estados Unidos, ASEMESA, la asociación de industriales y exportadores de aceituna de mesa, insiste en demandar a Europa que denuncie la postura de la Administración Trump ante la Organización del Mundial del Comercio. Antonio de Mora, secretario de la asociación, piensa que la prioridad es que Europa pase a la ofensiva en lo jurídico, y que en lo diplomático y político actúe con la máxima contudencia.
 
ASEMESA cree que en un año puede estar cerrado el mercado estadounidense, y que llevará tiempo recolocar esa cuota en otros destinos, y a pesar de contar con el apoyo de agencias de comercio exterior.
Los agricultores valoran que Europa tenga previstas ayudas para compensar las pérdidas, de hasta 350 millones de euros en los próximos cinco años solo contando con el cierre del mercado de Estados Unidos. La patronal agraria Asaja piensa que los recursos europeos tienen que dirigirse a abrir nuevos mercados, en Rusia, Asia, y que esas ayudas deben ser urgentes y extraordinarias. Y plantea medidas como las que se aplicaron en el veto ruso a las frutas y hortalizas, según explica, Eduardo Martín, secretario de Asaja Sevilla.
 
Los productores auguran problemas de stock, por el excedente de aceituna negra que tendrá que pasar a molino o venderse como verde. Asaja advierte de que las ayudas no solo tienen que dirigirse a la industria, sino también al campo, ya que los aranceles tienen un efecto en cadena. 
 
En las cooperativas, coinciden en que no solo se trata de recursos económicos, sino de una postura política contundente en Europa para revertir la situación. En cuanto a las ayudas, piden fondos en materia laboral, para facilitar la entrada en países, como Dubai, Arabia Saudí,  y para compensar cambios en los procesos productivos, tal y como señala Jaime Martínez-Conradi, director de Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía:
 

La Sierra Sur de Sevilla es la zona más afectada por estos recargos, ya que hasta ahora ha destinado una cuarta parte de su producción de aceituna de mesa a Estados Unidos.