Estepa

El alcalde de Estepa destaca como logro de su mandato la obra en la Plaza de Abastos, tras diez años cerrada

Viernes, 11 Agosto 2017 17:50 Redaccion 
En su despedida, dice sentirse “orgulloso” de su gestión, con “errores” y “exceso de confianza” en sus exsocios
El alcalde de Estepa destaca como logro de su mandato la obra en la Plaza de Abastos, tras diez años cerrada
El alcalde de Estepa, Salvador Martín (IxE), ha hecho balance este viermes de sus dos años de gestión, a 72 horas de que se apruebe la moción de censura que le apartará de la Alcaldía. El regidor ha elegido la Plaza de Abastos para repasar su mandato, hablar de los logros y errores. La autocrítica la ha dirigido sobre todo al "exceso de confianza" de su partido en sus antiguos socios de gobierno: PA y PP, los mismos grupos que ahora van a dar la Alcaldía al PSOE.

Salvador Martín ha escogido la Plaza de Abastos para despedir su mandato. El regidor considera que la apertura parcial del mercado, diez años después de que se cerrara y con los problemas legales que se han sucedido en los dos anteriores mandatos, es el gran proyecto y logro de su gestión.  La primera fase de la Plaza ya está resuelta, ahora el Ayuntamiento tramita la adjudicación de los seis primeros puestos, y las dos fases restantes están aprobadas y encarriladas, para que las obras se desarrollen en otoño. La rehabilitación del mercado se va a financiar con fondos de otras administraciones: la Diputación de Sevilla y el Ministerio de Empleo.

En cuanto a su situación política, el alcalde dice sentirse "orgulloso y satifecho" de su gestión, con "errores". Salvador Martín asegura afrontar esta nueva etapa en la oposición con normalidad.  A la pregunta de si hace autocrítica de su etapa en la Alcaldía, responde que en su gobierno han cometido errores, el primero, “un exceso de confianza en otros compañeros de viaje en una primera época, creyendo que había un interés común por el beneficio de Estepa”.  Martín apunta a sus antiguos socios de gobierno, PA y PP, que ahora van a formar parte un ejecutivo tripartito en el Ayuntamiento.

En materia de gestión, sobre temas candentes,  reconoce que el conflicto con la Policía Local ha sido un tema difícil, sigue pensando que las demandas del colectivo son inviables económicamente para el Ayuntamiento.
 
El regidor ha repasado la actividad en diferentes áreas: de festejos y turismo, ha defendido que se ha mejorado en proyección y en  atractivo de la oferta, a pesar de las críticas de la oposición; de infraestructuras, ha mencionado el arreglo del tramo hundido de la Avenida de Andalucía y la estación depuradora, paralizada desde el año 2011. Ambas obras se han costeado con los fondos del superávit de la Diputación.
 
En lo económico, Salvador Martín ha resaltado la reducción de la deuda bancaria en dos millones de euros y la previsión de que se sitúe por debajo de los seis millones este año, y ha vuelto a referirse a la herencia económica, con la deuda a proveedores o las demandas por despidos –hay juicios hasta el año 2019. Ha quedado sin resolverse el presupuesto de este año –ahora están prorrogadas las cuentas de 2015.  
 
En cuanto a actuaciones pendientes; ha citado  la ampliación del cementerio, el proyecto de reactivar el proyecto de la antigua guardería municipal de Estepa; el arreglo de la cubierta del pabellón municipal de deportes; una nueva rotonda en la salida del municipio en dirección Málaga y el adecentamiento de las rotondas en la Avenida de Andalucía. Otras obras pendientes: concluir y poner en uso el nuevo edificio de centro de mayores y el proyecto para llevar el agua potable a la aldea de La Salada.
 
Salvador Martín defiende que ha hecho todo lo que estaba en su mano por el interés de Estepa. Entrega el bastón de mando al portavoz del PSOE, dice, con la “cabeza alta” y con la “conciencia muy tranquila”.
 
El todavía alcalde liderará a partir del lunes la oposición en el Ayuntamiento de Estepa, encabezando su grupo de Independientes (IxE). Regresará el mismo miércoles 16, de agosto, a su empleo en el registro de la propiedad.
 
Salvador Martín avisa de que dará la batalla en las elecciones de 2019, convencido de que la moción de censura pasará factura en las urnas a los que fueron sus compañeros de viaje en el primer año de mandato.