El Rubio

El alcalde de El Rubio no descarta recurrir a la justicia para abrir el albergue rural de ‘El Cruce’

Jueves, 04 Julio 2019 20:42 Redaccion 
Está situado en Marinaleda. Rafael de la Fe asegura que Sánchez Gordillo impide su apertura
El alcalde de El Rubio no descarta recurrir a la justicia para abrir el albergue rural de ‘El Cruce’
El alcalde de El Rubio, Rafael de la Fe (PSOE), advierte de que está dispuesto a recurrir a los tribunales para abrir el albergue rural de 'El Cruce', que se inauguró hace casi un año tras una inversión de más de 200.000 euros con fondos del supera. Si da ese paso, implicaría abrir un litigio con la localidad vecina de Marinaleda , porque las instalaciones están en ese término municipal, aunque son propiedad del Ayuntamiento de El Rubio.

El 'conflicto administrativo' lleva año y medio produciéndose de forma soterrada. Según explica el alcalde de El Rubio, el alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, les impide abrir el albergue, a pesar de contar, insiste, con todos los permisos y una inversión por parte del Ayuntamiento.
 
Las instalaciones de 'El Cruce' se utilizaron sin problema durante muchos años. Fueron sede de la antigua piscina de El Rubio y también se emplearon las dependencias como escuelas-taller. Con la crisis, el equipamiento se cerró y quedó sin uso, hasta que en 2017, el alcalde de El Rubio decidió convertirlo en un albergue.
 
Rafael de la Fe asegura que Sánchez Gordillo no tiene, de momento, la voluntad de diálogo y recuerda que han sido múltiples las llamadas al entendimiento que él ha lanzado. El alcalde de El Rubio insiste en que sigue tendiendo la mano. Pero advierte: no descarta ir a los tribunales, si se mantiene el bloqueo y no se puede poner en uso el albergue.
 
El alcalde de El Rubio remarca que este albergue rural es una oportunidad de desarrollo para ambas poblaciones, tanto para El Rubio como para Marinaleda, que necesitan alojamientos cuando se producen eventos –bodas, fiestas o eventos que reúne a muchos visitantes, como el Gallape Rock de El Rubio.
 
El albergue cuenta en su planta baja con la zona de recepción, cocina y varios aseos, mientras que en la primera parte están las diez habitaciones, cada uno de ellas con aseos propios. En las inmediaciones hay unas instalaciones de tenis y caballos.