Ecija

El Ayuntamiento de Écija aprueba comprar por 30.000 euros el centenar de viviendas de Sedesa para evitar su especulación

Jueves, 02 Mayo 2019 13:36 Redaccion 
Viven familias con pocos ingresos. Una de las promociones salió a subasta pero quedó desierta 
El Ayuntamiento de Écija aprueba comprar por 30.000 euros el centenar de viviendas de Sedesa para evitar su especulación
El Ayuntamiento de Écija ha aprobado adquirir más de un centenar de viviendas sociales que eran propiedad de la extinta empresa municipal Sedesa, que está bajo administración concursal y en plan de liquidación. Una de las promociones de las viviendas salió a subasta hace unos meses, pero quedó desierta.
 
El Consistorio va a ofertar 30.000 euros para adquirir las dos promociones de viviendas públicas y garantizar así que se mantendrán las condiciones sociales para los ocupantes de los inmuebles.
 
En total, son 17 viviendas de la calle Villarreal y 91 de la calle Estatuto de Autonomía, arrendadas a familias vulnerables o en riesgo de exclusión social, que pagan unos 70 y 80 euros de alquiler cada mes.
 
El consistorio ha aprobado hacer una oferta por valor de 30.000 euros para adquirir las 108 viviendas, ciñéndose a un decreto de la Junta de Andalucía de agosto del año pasado, que blinda el carácter social del parque de vivienda pública para evitar que pasen a manos privadas, a fondos buitre, con fines especulativos.
 
El Ayuntamiento se agarra, además, a un auto del juzgado de lo Mercantil del pasado mes de marzo que aprueba cambiar el plan de liquidación de la sociedad Sedesa desaparecida, ante la imposibilidad de vender las viviendas que son de su propiedad.
 
El Consistorio ha aprobado ampliar la partida presupuestaria para la adquisición de estos inmuebles con créditos sobrantes de otras partidas.
 
Ahora, el Consistorio tiene que iniciar un proceso administrativo para formalizar la oferta, y garantizar la futura gestión del parque público de viviendas.
 
Antes de que se haga efectiva la compra de esas casas, el Ayuntamiento tiene que tener el visto bueno de los acreedores concursales, además de la autorización de la Consejería de Fomento de la Junta.
 
El gobierno municipal del PSOE confía en que salga adelante esta adquisición, que lo apruebe la administración concursal, lo que eliminaría definitivamente cualquier intento de especular con estas casas.
 
Los inquilinos de estas viviendas han vivido con preocupación e incertidumbre los últimos cuatro años, cuando se aprobó el plan de liquidación de Sedesa con una deuda cercana a los 6,8 millones de euros.
 
Lola, una de las afectadas
, lleva 15 años viviendo en una de estas viviendas, asegura que hasta que no se formalice esa compra y el Ayuntamiento adquiera los inmuebles no va a estar tranquila. Considera que se ha dado un paso, pero se tiene que confirmar por parte del juzgado. Recuerda la situación de vulnerabilidad de muchos vecinos que viven en estas dos promociones de inmuebles. Ella es pensionista y recibe unos ingresos de unos 400 euros.
 
Entre los inquilinos de esas casas hay familias que aceptaron hace ya casi dos décadas una permuta para dejar los terrenos y las chabolas situadas en la zona de El Picadero, ahora convertido en el parque arqueológico de Plaza de Armas.
 
Otras viviendas afectadas por las deudas de empresas municipales son las de la Empresa Municipal de Urbanismo, EMU. El Ayuntamiento se ha adelantado en este caso al aprobar la subrrogación de los préstamos hipotecarios en condiciones asequibles, por valor de 1,8 millones de euros, para evitar que puedan salir a subasta.