Ecija

Los pantanos del Plan Écija ganan 60 hectómetros con las últimas lluvias y se sitúan al 56% de su capacidad

Viernes, 09 Marzo 2018 15:30 Redaccion 
El olivar, uno de los cultivos más beneficiados por las precipitaciones. También se salva la cosecha de cereal
Junta de Andalucía Junta de Andalucía
Las lluvias que desde la pasada semana están cayendo han traído beneficios tanto para el campo como para los embalses y acuíferos, castigados por un prolongado tiempo de sequía.
 
El sistema de embalses que da suministro a las poblaciones del Plan Écija (Bembézar-Retortillo) ha ganado 60 hectómetros cúbicos y se encuentran al 56% de su capacidad, casi en una situación de normalidad.

El olivar es uno de los cultivos más beneficiados por las lluvias de la última semana, sobre todo porque viene padeciendo el llamado estrés hídrico desde hace años, con un suelo necesitado de agua.
Las precipitaciones de este mes de marzo van a favorecer una buena floración en el olivar de cara a la próxima campaña, según afirma, Ramón García, secretario provincial de la coordinadora agraria COAG.
 
El agua ha supuesto un salvavidas para el cereal, que se encontraban en un momento crítico.

Las lluvias van a garantizar también la floración en primavera para las abejas  y el aprovechamiento de la miel por parte de los apicultores.
 
Con esta situación, los agricultores esperan que se relajen los límites en las dotaciones de agua por parte de Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y que se aumente la cuota en la próxima reunión de desembalses. El secretario de COAG confía en que se pase de los 1.800 metros cúbicos por hectárea que se planteaban antes de las lluvias, a 3.000 metros cúbicos.
 
En cuanto al aporte de estas lluvias al abastecimiento de agua, ha habido una subida notable del nivel del sistema de embalses que da suministro a las poblaciones del consorcio del Plan Écija. A finales del mes de febrero, los pantanos estaban en una situación de prealerta al 38% de su nivel, y ahora llegan al 56%, según señala Leopoldo de Miguel Barrera, director técnico del consorcio de aguas del Plan Écija.
 
Con el estado actual, los embalses de este territorio, dan suministro a la Campiña y algunas poblaciones de la Sierra Sur, tienen reservas para el consumo en los próximos tres años, en caso de no llueva en ese periodo.
 
A pesar de esta mejora, desde el Consorcio lanzan un mensaje de prudencia. Reiteran que hay que mantener las campañas de ahorro de agua. El consumo recomendable es de 100 litros por persona y día.
 
Esta circunstancia, el aumento de las reservas, es favorable de cara a la futura ampliación de los municipios que se abastezcan a través del Plan Écija. Se pretende que el consorcio llegue a la comarca de Estepa y toda la Sierra Sur, un territorio con poblaciones que se nutren de acuíferos.