Cuevas de San Marcos

Desmantelada una red que robaba perros de caza por encargo en la comarca de Antequera

Jueves, 28 Diciembre 2017 14:54 Redaccion 
La Guardia Civil desarticula la organización y detiene a 22 personas
Desmantelada una red que robaba perros de caza por encargo en la comarca de Antequera
Más de 20 detenidos en una operación de la Guardia Civil que ha permitido desarticular una red dedicada al robo y venta de perros de caza. La intervención se ha desarrollado en varias provincias, alcanzando también a la comarca nororiental de la provincia de Málaga (Nororma). Ha habido detenciones y registros domiciliarios en las localidades de Cuevas de San Marcos y Villanueva de Algaidas.

La investigación se inició en marzo del pasado año después de la denuncia de varios robos de perros en pueblos de la comarca nororiental como Villanueva del Trabuco, Villanueva de Tapia o Cuevas de San Marcos. La Guardia Civil comprobó que se trataba de un grupo criminal perfectamente estructurado que operaba desde Granada y que actuaba en varias provincias. Precisamente en Cuevas de San Marcos se encontraba uno de los miembros de la organización que era el que supuestamente facilitaba la información sobre la raza y el número de perros que había que robar y las viviendas, cortijos y fincas donde se encontraban. Posteriormente, se trasladaban otros miembros de la organización a dichos lugares para cometer los robos. 

En el transcurso de la operación, los agentes también conocieron la existencia de un grupo de personas, residentes en Villanueva de Algaidas, que realizaban cacerías utilizando artes prohibidas. Cazaban piezas con vida para después usarlas de entrenamiento para perros de la raza pitbull los cuales “se ensañaban brutalmente con los animales“. Esas acciones eran además grabadas y difundidas entre sus conocidos, hechos por los que han sido detenidas cuatro personas acusadas de delitos de maltrato animal y contra la flora y fauna.

La Guardia Civil da por desmantelada la organización que además se dedicaba al tráfico de drogas, al tráfico de armas y al cultivo de marihuana. En los distintos registros domiciliarios que se han practicado, se han intervenido sustancias anabolizantes que suministraban a los animales, un inyector de microchips, 19 armas de fuego, más de 100 plantas de marihuana, cuatro vehículos y 2 mil euros en metálico.

La Guardia Civil atribuye a los detenidos los delitos de robo, tráfico de drogas, contra la salud pública, tráfico y tenencia ilícita de armas, hurto y uso de vehículo a motor, falsificación de documento oficial, receptación, blanqueo de capitales, daños, defraudación de fluidos, contra la administración de Justicia, maltrato animal y contra la flora y la fauna.

El operativo ha contado con la asistencia de técnicos de oficinas comarcales agrarias, veterinarios y centros de acogida de animales, así como de empresas privadas de suministro de agua y electricidad, para la certificación de algunos de los delitos cometidos.