Antequera

Cae la banda que reventó un cajero automático en el polígono industrial de Antequera

Viernes, 07 Julio 2017 12:28 Redaccion 
La Policía Nacional ha detenido a los siete integrantes de la organización
Cae la banda que reventó un cajero automático en el polígono industrial de Antequera
Importante operación de la Policía Nacional que ha logrado desarticular una organización criminal especializada en reventar cajeros automáticos. Entre sus asaltos se encuentra el perpetrado en una sucursal bancaria del Polígono Industrial La Azucarera de Antequera el pasado mes de abril.

La “Operación Trueno”, que es como se ha denominado, se salda con la detención de siete personas. Tienen entre 32 y 59 años y son de nacionalidad italiana, holandesa y colombiana. La organización utilizaba explosivos sólidos para hacer saltar por los aires los cajeros. Después se llevaban todo el dinero.
 
Se les atribuyen al menos siete robos en las provincias de Málaga y Córdoba. En el caso de Antequera fue en la noche del 20 de abril provocando importantes destrozos en la sucursal del Banco Santander y en la fachada del edificio.

También serían los responsables de un robo similar en un centro comercial de Estepona (Málaga), dos en la capital malagueña -concretamente en el polígono industrial Guadalhorce y en El Palo- y otro más en Estepona. A todos estos hay que sumar un séptimo, frustrado, en Mijas (Málaga), y que fue el que terminó con su desarticulación. Es la primera vez que la Policía Nacional logra además intervenir un kit completo para detonar cajeros.
 
El cabecilla de la organización es un hombre de 45 años y de origen italiano. Se le considera pionero en España en reventar cajeros usando explosivos sólidos, una técnica que habría enseñado al resto de componentes de la organización.

A todos los detenidos se les atribuyen los delitos de pertenencia a organización criminal, tenencia ilícita de explosivos y robo con fuerza. Los agentes han intervenido en el transcurso de los operativos dos vehículos, prendas de vestir y herramientas especiales usadas en la comisión de los robos, un cajetín con explosivo, una batería, telefonía móvil, dinero calcinado, entre otros efectos relacionados con su actividad ilícita.