Antequera

Denuncian al Hospital de Antequera por no asistir durante horas a un paciente que sufrió un ictus

Miércoles, 17 Enero 2018 16:08 Redaccion 
El hombre tiene 44 años y se encuentra en coma inducido tras ser operado en el Hospital Regional de Málaga
Denuncian al Hospital de Antequera por no asistir durante horas a un paciente que sufrió un ictus
La Asociación Defensor del Paciente, a través del despacho Vázquez Abogados, ha presentado una denuncia por negligencia médica contra el Hospital Comarcal de Antequera, personal sanitario y el Servicio Andaluz de Salud, por no asistir durante varias horas a un paciente que había acudido a las urgencias con un derrame cerebral.
 
Según dicha denuncia, a la que ha tenido acceso la Cadena SER, los hechos tuvieron lugar el pasado 11 de enero cuando el hombre, de 44 años, se sintió indispuesto en su lugar de trabajo con fuerte dolor de cabeza y desorientado. Fue a una farmacia donde, tras tomarle la tensión y comprobar que los valores eran muy altos, fue remitido al hospital. Llegó al área de urgencias a mediodía donde le hicieron un triaje, una analítica de sangre y un electrocardiograma. Le pidieron que aguardara en la sala de espera. Según la denuncia, es entre 30 minutos y una hora después cuando sufre la hemorragia cerebral.
 
Los familiares, alertados al no tener noticias, se pusieron en contacto con el hospital a las cinco de la tarde donde le dijeron que no sabían nada de él y que se habría marchado sin esperar los resultados. Ante esta situación, los propios familiares acudieron al área de urgencias donde otro paciente les contó que en realidad no se había movido de allí y que había permanecido dormido durante todo el rato hasta que otros enfermos avisaron a un celador que fue el primero en intervenir. El hombre había estado cinco horas esperando para ser atendido y había sufrido un ictus por lo que no había podido responder a las llamadas por los altavoces ni nadie del hospital se había interesado por él, según explica en su denuncia el abogado, Damián Vázquez.
 
La víctima fue trasladada al Hospital Regional de Málaga donde esa misma noche tuvo que ser intervenido quirúrgicamente del derrame cerebral. Según los abogados de la familia, se encuentra en coma inducido y la inasistencia durante horas “le han podido ocasionar secuelas irreversibles en su cerebro infartado”.

Para el letrado los hechos podrían ser constitutivos de un delito de imprudencia profesional médica grave.