Sevilla es la provincia con más demanda. Cada año 150 niños son adoptados en Andalucía