Puente Genil

El impago de la pensión alimentaria, causa frecuente de consultas en los puntos de información a la mujer

Martes, 14 Noviembre 2017 20:49 Redaccion 
En Puente Genil se han registrado 112 casos en lo que va de año. Es una forma de violencia económica
El impago de la pensión alimentaria, causa frecuente de consultas en los puntos de información a la mujer
Las pensiones alimentarias se están conviertiendo en el arma de los maltratadores para evitar las denuncias por violencia de género. Así lo revelan indicadores de asistencia en puntos de información a la mujer del territorio, como Estepa y Puente Genil. En esta última localidad, el impago de estas pensiones representa el segundo motivo de demanda, con 112 consultas en lo que va de 2017.
 
Las mujeres se ven entre la espada y pared y en muchos casos silencian la violencia para no perder un sostén económico. “La situación económica impide a las mujeres romper con una relación de pareja no deseada. Es lamentable. No tienen economía para poder divorciarse”, sostiene Inmaculada Muñoz, asesora jurídica del Centro de Información a la Mujer (CIM) de Puente Genil.
 
La misma situación se produce en Centro de Información de Estepa. La concejela de Igualdad, Fátima Reina (PA) reconoce que son frecuentes los casos. “Juegan con la mujer con la pensión. Sí se ven bastantes casos. Ellos dicen ‘quiero esto a cambio de’, por ejemplo, que tenga más horas con el niño aunque no haya acuerdo con el juez”.
 
Por otra parte, en estos centros se llama la atención por que se producen casos de violencia a edades más tempranas, en adolescentes. Otro problema que abordan es la custodia de los menores. A pesar de que los hijos se consideran víctimas de la violencia machista, son muy pocos los juzgados que suspenden el régimen de visitas al progenitor
 
El centro de Puente Genil ha atendido en lo que va de año 104 consultas por violencia de género y ha abierto 13 expedientes.  Según los datos aportados por la Delegación de Igualdad, 28 mujeres víctimas de la violencia de género en Puente Genil cuentan con el servicio de teleasistencia,  y cuatro han sido derivadas a casas de acogida.

“Es mi cuerpo, respétalo”, es mensaje del cartel ganador de la campaña por el 25 de noviembre en Puente Genil.  La concejala de Igualdad, Julia Navarro, se ha mostrado muy crítica con respecto a la actitud y respuesta social ante esta lacra: “No hay concienciación de violencia de género en la sociedad. Y por parte de los jueces, peor todavía. No tenemos conciencia. La vida de la mujer ahora mismo vale muy poco”, ha sentenciado.
 
Al centro (CIM) de Estepa llegan cada semana unos tres casos de sospecha de violencia de género, a través fundamentalmente de los servicios sanitarios.