Puente Genil

Una auditoría externa examinará la piscina cubierta de Puente Genil

Miércoles, 15 Enero 2020 19:19 Redaccion  Rosa Gil

Esta decisión la toma el gobierno municipal tras reunirse la Comisión de Seguimiento de la instalación con el representante de la concesionaria

Una auditoría externa examinará la piscina cubierta de Puente Genil

Tras las críticas recibidas sobre la gestión y mantenimiento del complejo deportivo de la piscina cubierta en Puente Genil, el equipo de gobierno decide solicitar una auditoría a una empresa externa que “determine si el actual concesionario está asumiendo la responsabilidad que le corresponde” así lo ha manifestado el portavoz del gobierno socialista y concejal de Deportes Jose Antonio Gómez. Además de solicitar un informe jurídico al personal técnico municipal para que compruebe si existe un incumplimiento de contrato por parte del concesionario.  

El equipo de gobierno muestra voluntad de arreglar la situación que ha desencadenado la gestión del servicio de la piscina cubierta durante estos últimos años. La calidad y atención a usuarios no han quedado exentas de quejas y reclamaciones hacia la empresa concesionaria. Hace unos días la comisión de seguimiento de la instalación municipal conformada por miembros del gobierno municipal, grupos de la oposición y técnicos de la administración se reunían con el representante de la concesionaria.

Se abordaron asuntos de calado como el pago a nóminas, propuesta de subida de tasas así como mantenimiento y conservación del complejo. La situación económica parece ser insostenible según el adjudicatorio debido al estado en que se encuentra la vida útil de la maquinaria. Algunas reparaciones aún no han sido ejecutadas como es el caso de la caldera que está ocasionando problemas con la temperatura del agua.  El encargo de una auditoría externa y un informe jurídico determinarán si la empresa concesionaria que recibe anualmente unos 150.000 euros de subvención está cumpliendo el pliego de una concesión renovada en dos ocasiones.

Las reacciones de la oposición no se han hecho esperar para valorar esta decisión adoptada por el gobierno local. Desde el grupo de Izquierda Unida, su portavoz Jesús David Sánchez, “celebran que el partido socialista tome cartas en el asunto de la piscina cubierta aunque haya tardado 4 años en admitir problemas de la concesión y uno más en decidir actuar”.  El grupo municipal de Izquierda Unida pide al gobierno socialista que rescate el servicio.

Por su parte, el portavoz del grupo municipal del Partido Popular, Sergio Velasco, muestra también su satisfacción sobre la auditoría y apostilla que es la forma “más sensata” de actuar. Informa que esta auditoría externa ya la propuso el Partido Popular en la última comisión celebrada hace un año.