Montemayor

Ayuntamiento y Diputación acuerdan restaurar y exponer en Montemayor el carro íbero

Lunes, 24 Junio 2019 17:09 Redaccion 
El alcalde, Antonio García, manifesta que este descubrimiento "marcará un antes y un después en el turismo" del municipio
Marisa Ruz y Antonio García. Marisa Ruz y Antonio García.
El carro íbero, localizado en el Cerro de La Horca, permanecerá en Montemayor. La Diputación de Córdoba ha comprometido 12.000 euros en una restauración cuya ejecución se acometerá en el propio municipio.

Investigadores y estudiosos datan esta extraordinaria pieza histórica entre los siglos quinco y cuarto antes de Cristo, período que coincide con la época ibérica temprana.

La finalidad del convenio suscrito entre la institución provincial y el Ayuntamiento comprende la recuperación, la protección y la conservación inicial de las cuatro ruedas y los arreos, custodiados, actualmente, en el Museo de Ulía.

Antonio García, alcalde de Montemayor, alaba “la celeridad y la sensibilidad” de la Diputación de Córdoba al abordar este acuerdo cuya materialización augura “inminente”.

Incide en resaltar que “no solo va a permanecer una vez que esté restaurado, sino que, con este convenio, conseguimos que se restaure aquí en nuestro en pueblo, en Montemayor, sin que las ruedas salgan del municipio que es lo que nos planteamos desde primera hora”.

Por ello, el regidor deduce que “gracias a Diputación Montemayor va a empezar ya pronto a la restauración de estas ruedas que van a marcar un antes y un después en en nuestro turismo cultural y patrimonial”.

Una prospección sobre la implantación romana en la Andalucía Ibérica y, más exactamente, acerca de las huellas de Julio César en Montemayor, precipitó el descubrimiento de este carro.

La Junta de Andalucía ya ha autorizado una segunda fase de la actividad arqueológica.

Los expertos implicados en este análisis científico vislumbran que la presencia de huesos calcinados de animales y cenizas, observados debajo del conjunto metálico, sugiere la celebración de algún tipo de banquete ceremonial anterior a la ofrenda del carro ibérico.

Detalle Antonio García que “aparte de otras zonas del pueblo, la Junta ha autorizado una ampliación, una excavación más profunda, enel sitio donde aparecieron las ruedas, queremos descartar o confirmar que allí puede haber una necrópolis, y así va a ser, ojalá la hubiera y ojalá estemos ante un yacimiento arqueológico, pero esto tendrán que determinarlo los trabajos de los arqueólogos que estarán en Montemayor durante el mes de julio”.

Miembros del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid, quienes acometieron la intervención arqueológica superficial hace un año, también explorarán el yacimiento, particularmente la fosa y su entorno inmediato.