Monturque

El Ayuntamiento de Monturque elimina el impuesto de plusvalía y baja el IBI al 0,60%

Viernes, 20 Octubre 2017 18:12 Redaccion 
El equipo de gobierno efectúa "la mayor revisión de ordenanzas fiscales" de la historia del Consistorio
La alcaldesa Teresa Romero y su equipo de gobierno. La alcaldesa Teresa Romero y su equipo de gobierno.
El equipo de gobierno de Monturque asegura que ha articulado “la mayor revisión de ordenanzas fiscales” efectuada en la historia del Consistorio. La supresión impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, la contracción del IBI hasta el 0,60% y la rebaja de los coeficientes de aplicación sobre el tributo de tracción mecánica, hasta situarlos en niveles del año 2003, destacan como las modificaciones más reseñables aprobadas en el Pleno ordinario correspondiente al mes de octubre.

La alcaldesa Teresa Romero ha informado de que “la totalidad” de impuestos municipales, tasas y precios públicos de este municipios “se han revisado, realizando una bajada considerable en gran parte de ellos”.

En lo que concierne al impuesto de bienes inmuebles, se disminuye, por segundo año consecutivo, hasta fijarlo en el 0,60%. En el año 2016 ya decrecía desde el 0,68% al 0,65%. “Este fuerte ajuste”, indica Romero, se agrega “a la bajada de los valores catastrales realizada con efectos a partir del 1 de enero de 2016”, estableciendo su importe en la cifra menos gravosa de las dos últimas décadas.

De igual modo, los vehículos eléctricos o híbridos, los que usan combustible no contaminantes y aquellos con emisiones de hasta 95 gramos/ kilómetro de CO2 accederán a una bonificación del 75% en sus impuestos.

El equipo de gobierno socialista recuerda que estas variaciones “se suman al paquete de medidas para la activación de la economía local y el empleo basadas en el impulso del sector de la construcción aprobada para 2016 que incluyó numerosas bonificaciones de hasta el 95% sobre el impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras”. En este sentido, se explica que el objetivo es “poner en marcha criterios de mayor justicia fiscal que permitan garantizar servicios públicos de calidad para nuestros vecinos”.