Montilla

El Papa Francisco telefonea a un hombre de Montilla y vuelve a recordar a las Carmelitas de Lucena

Miércoles, 24 Abril 2019 08:33 Redaccion 
El obispo de Roma respondió a una carta enviada por este varón, de 47 años, que convive con una parálisis cerebral
El cardenal Stella y el hombre de Montilla a quien ha llamado el Papa. El cardenal Stella y el hombre de Montilla a quien ha llamado el Papa.
El Papa Francisco ha vuelto a descolgar el teléfono para contactar con la comarca del sur de Córdoba. En esta última ocasión, el obispo de Roma ha llamado a un hombre de Montilla, de 47 años, y que convive con una parálisis cerebral.

El relato de esta comunicación se gestaba el pasado 6 de abril, jornada que significaba el comienzo, en la localidad montillana, del Año Jubilar dedicado a San Juan de Ávila. El cardenal Beniamino Stella, prefecto de la congregación para el Clero, en presencia de Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, recogió una carta entregada por quien el pasado lunes escuchó la voz de Francisco.

En la misiva, relataba su vida cristiana y su voluntad de conocer al Papa. La Diócesis de Córdoba ha informado de que sus limitaciones físicas no le impiden ser conocido en su entorno como un hombre entusiasta y comprometido con la Iglesia Católica.

Finalmente, la conexión se produjo anteayer, a las cinco menos cuarto de la tarde, atendiéndola, en primer lugar su madre. Al percatarse de que su interlocutor era el Papa, la mujer corrió hacia su hijo y activó la función de manos libres. Él, imposibilitado para hablar, celebró con gestos notorios, alegres y jubilosos esta formidable sorpresa puesto que aguarda apasionadamente el momento de poder ser abrazado por Francisco.

El Papa les transmitió que reza por ellos e, igualmente, les pidió a la madre y al hijo que oren por su servicio a la Iglesia. En el transcurso de la conversación, la mujer le comentó a Francisco la relación que une a su familia con la madre Adriana, de las Hermanas Carmelitas Descalzas, de Lucena, religiosas a las que también ha telefoneado en algunas ocasiones y para quienes el Papa envió recuerdos afectuosos.