La Rambla

El alcalde de La Rambla reclama soluciones urgentes en la A-386 para un tramo "tremendamente trágico"

Jueves, 14 Febrero 2019 14:49 Redaccion 
La formación municipal de IU, que ostenta el gobierno municipal, alerta que son ya cinco las víctimas mortales registradas en el "negro" punto kilómetrico 22
Punto kilométrico 22, en el cruce de la A-386. Punto kilométrico 22, en el cruce de la A-386.
El Ayuntamiento de La Rambla reclama, por enésima vez, actuaciones urgentes y efectivas en el fatídico cruce, correspondiente al kilómetro 22, de la carretera autonómica A-386 con la provincial 3303. Alfonso Osuna, primer edil del municipio, expone que “se está convirtiendo en algo tremendamente trágico” y, añade, que “los rambleños están en una incertidumbre” permanente “pensando, mañana qué va a pasar”.

La víctima mortal, registrada en el accidente del pasado viernes, es la quinta contabilizada en los últimos años. En esta ocasión, perdía la vida un conductor de un camión de bombonas de butanos, vecino de la barriada cordobesa de Villarrubia, y de 45 años, al colisionar contra un tráiler. Además, se han cuantificado múltiples siniestros de tráfico que han originado multitud de perjuicios personales y materiales.

Alfonso Osuna, alcalde de la localidad, insiste en que este desvío, desde la vía que continúa hacia Santaella y Écija, a las salidas de La Rambla y San Sebastián de Los Ballesteros es un "punto negro". El regidor ya ha conversado con la subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafi Valenzuela, y ha remitido respectivas misivas a las autoridades competentes, tanto de la Junta como Del Ejecutivo Central.

Incide en demandar “una solución”, a pesar de que “desde Fomento siempre nos dicen que está la carretera perfectamente señalizada, y que no ha lugar a hacer nuevas acciones, incluso en su  momento pedimos que se pusiera un radar, a Tráfico”.

El equipo de gobierno ha tramitado, y presentará en el próximo Pleno, una moción en la que solicita a la Consejería de Fomento y Vivienda “declarar este tramo de especial peligrosidad” y “y que se ejecuten obras necesarias, tales como la construcción de una rotonda o un paso a distinto nivel”. Asimismo, tanto a la DGT como a la propia Junta exigen la instalación “de medios técnicos que consigan el cumplimiento estricto de la normativa”.

El alcalde ha recalcado que, en la última década, el Consistorio ha aprobado diversas mociones, exigiendo soluciones y medidas perentorias y concluyentes, sin que hayan causado el efecto deseado.

Entre los remedios analizados y planteados, Alfonso Osuna ha enumerado, entre otros, aparte de la instalación del radar, la construcción de pasos elevados, la colocación de semáforos o el reforzamiento de la visibilidad