Lucena

El programa Reemprende de Lucena otorga ayudas a pymes, autónomos y sectores temporales

Jueves, 18 Junio 2020 10:15 Redaccion 
El presupuesto asciende a 300.000 euros y el importe máximo de cada subvención es de 1.000 euros
El programa Reemprende de Lucena otorga ayudas a pymes, autónomos y sectores temporales
Profesionales autónomos y empresas,con una plantilla máxima de cinco empleados, son los destinatarios del Plan Reemprende, impulsado por el Ayuntamiento de Lucena, y presupuestado en 300.000 euros. Los beneficiarios han de acreditar un cese temporal de la actividad causado por la emergencia sanitaria.

Las subvenciones, de hasta 1.000 euros, se podrán emplear en la obtención de certificados de calidad; adquisición de material de higiene y limpieza; realización de desinfección en los establecimientos; contratación de servicios de asesoramiento y gestión de las ayudas vinculadas al coronavirus; reformas en el local del negocio; avances tecnológico; o pago de impuestos y préstamos.

Este programa de incentivos pertenece, en su apartado segundo, al Plan de Emergencia Social y Económica contra los efectos del Covid-19.

Teresa Alonso, concejala de Formación para el Empleo, ha indicado que una cláusula exclusiva permite acceder a estas aportaciones a sectores específicos y temporales como, por ejemplo, los empresarios feriantes.

En su comparecencia, apuntaba, al citar los requisitos, que “evidentemente empresas que tengan su domicilio fiscal en Lucena, que estén al corriente del pago de sus obligaciones tributarias, y no tributarias, con el Ayuntamiento y otras administraciones”.

Detallando las particularidades, señalaba que “es muy interesante también, aunque se exige como requisito estar dado de alta, en el régimen de la Seguridad Social o Mutualidad, en el caso de los trabajadores por cuenta ajena; o estar afiliado como autónomo en el momento de la declaración del estado de alarma”, puntualiza, que “precisamente, entendiendo que hay sectores económicos, que por las características de su actividad, precisamente, el 14 de marzo, pudieran no estar dados de alta por ser actividades discontinuas, para esos sectores también se han dirigido estas convocatorias, de manera que ese requisito se sustituiría por la obligación de haber estado de alta, durante ese período en el ejercicio anterior”.

Los criterios de evaluación a ponderar son la antigüedad del alta en la actividad, el número de trabajadores a fecha de declaración del estado de alarma, la pertenencia a una asociación sectorial o la realización de una inversión en equipos o instalaciones en el año anterior.