Lucena

Los impuestos municipales de Lucena y otras localidades del sur de Córdoba se cobrarán desde junio

Miércoles, 25 Marzo 2020 09:23 Redaccion 
El tributo que grava la recogida de basura sí se continúa recaudando actualmente
Sede del Instituto de Cooperación con la Hacienda Local de Lucena. Sede del Instituto de Cooperación con la Hacienda Local de Lucena.
En una resolución similar y consonante a la implementada en numerosos municipios, por la emergencia sanitaria y el impacto económico causados por el coronavirus, el Ayuntamiento de Lucena, en virtud del acuerdo con el Instituto de Cooperación con la Hacienda Local, comunica, atrasándolos, nuevos períodos voluntarios de pago relativos a tributos de competencia municipal.

De este modo, el IBI de naturaleza urbana habrá de satisfacerse entre el 1 de junio y el 4 de agosto, cargándose las deudas domiciliadas, en dos recibos que supondrán, cada uno, el 50%, los días 8 junio y 8 de octubre. El impuesto sobre bienes inmuebles, de carácter rústico, se traslada al espacio temporal comprendido entre el 18 junio y la misma jornada de agosto; y, por último, el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica queda señalado entre el 3 de septiembre y el 3 de noviembre.

Juan Pérez, alcalde de Lucena, ha indicado que “hemos conocido, con satisfacción, la noticia del aplazamiento del pago de impuestos, como el IBI urbana, rústica e, incluso, el de vehículos de tracción mecánica”. Explica Pérez que “este cambio en el calendario fiscal es un tema en el que veníamos trabajando desde el Ayuntamiento de Lucena, en los últimos días, conjuntamente con la Diputación de Córdoba y otros ayuntamientos de la provincia”.

En contraposición, matiza, “la declaración del estado de alerta nos sorprendió cuando ya se habían iniciado los cobros de las tasas de basura, en base a ese calendario anual previsto, y eso no ha sido posible modificarlo, pero sí el resto de impuestos que, en los próximos meses, debemos pagar todos y todas”.

Analiza el regidor socialista que “la situación requiere sensibilidad por parte de las administraciones, y el Ayuntamiento y la Diputación, en este caso, la están demostrando; esta crisis sanitaria es, al mismo tiempo, un fortísimo impacto económico prácticamente para toda la sociedad y entendemos que, al menos mientras dure esta situación de confinamiento en las casas, de lucha sin cuartel contra el virus, este tipo de medidas ayudan a las economías familiares”.

Son acuerdos extensivos a las localidades de la provincia de Córdoba que encomiendan estas gestiones tributarias a la Diputación.

Por lo demás, el vencimiento de las deudas durante la vigencia del estado de alarma se amplía diez días hábiles posteriores al cese de este régimen excepcional y quedan suspendidas las actuaciones de notificación de actos y resoluciones individuales sobre apremios y comprobación y ejecución material.

Igualmente, quedan interrumpidos los plazos que competen a las deudas tributarias, subastas y adjudicación de bienes, requerimientos, diligencias de embargo y solicitudes de información con trascendencia tributaria, aumentándose hasta el 30 de abril.

Por cierto, hemos de precisarles que el Ayuntamiento de Lucena, en sintonía y asumiendo la postura de las administraciones e instituciones superiores, por regla general, no facilitará nuevos datos municipalizados sobre los contagiados por Covid-19 en la localidad. Fuentes municipales subrayan que ni el Gobierno ni la Junta reportan información, por cauces oficiales, diferenciada por localidades y distinguiendo situaciones clínicas de los infectados.

La última cifra oficial concierne al pasado sábado cuando se situaba el número de infectados en 12.