Lucena

El Ayuntamiento de Lucena inicia el expediente para denominar al Auditorio con el nombre de Lara Cantizani

Lunes, 17 Febrero 2020 08:48 Redaccion 
La normativa municipal establece un plazo de 45 días para presentar alegaciones a esta propuesta
El concejal lucentino, Manuel Lara Cantizani. El concejal lucentino, Manuel Lara Cantizani.
Personas, a título individual, y colectivos sociales de Lucena disponen de 45 días hábiles –hasta el 23 de abril- para registrar escritos que, exponiendo motivos y méritos, respalden la propuesta de denominación del Auditorio Municipal de Lucena como Manuel Lara Cantizani o, por el contrario, plasmen alegaciones en contra de esta iniciativa.

El Ayuntamiento ha decidido tramitar el expediente oportuno, aplicando el articulado del Reglamento de Honores y Distinciones vigente, después de recibir, el pasado 31 de enero, la solicitud encabezada por el Club Maratón Lucena y que han apoyado, inicialmente, 86 asociaciones culturales, deportivas, educativas, profesionales; empresariales, turísticas, religiosas y sociales.

La función de instructor de la asume el concejal de Urbanismo, César del Espino.

El informe redactado como base documental resalta la participación decisiva de Lara Cantizani, concejal, poeta y docente, en la captación de fondos europeos y subsiguiente construcción de este Auditorio Municipal inaugurado en 2014.

Además, el texto enumera, como éxitos, hitos y acontecimientos ideados y capitaneados por Manolo Lara, la incorporación de Lucena a la Red de Juderías de España, la concesión del Premio a la Excelencia en la Gestión Turística; la Media Maratón; el Segundo Plan Estratégico de Lucena; los Fondos EDUSI; la candidatura a Ciudad Creativa de la Música; o el Botellódromo de las Palabras.

A su extensa producción literaria, individual y en antologías, y, también, como editor de las obras de sus propios alumnos, se agregaba, en 2018, el libro Haikus del buen amor desde Lucena y el mundo; una recopilación de poemas, estructurados en este género japonés, y enviados a Manolo Lara, por sus innumerables amigos, mientras se recuperaba de una compleja intervención quirúrgica. Un libro que evidenció su talento abrumador, una capacidad de liderazgo excepcional y un carácter singularmente atrayente y cautivador.  Ratificando su generosidad, solidaridad y una energía desbordante para aunar voluntades, donó los beneficios generados por la venta a la Asociación Española contra el Cáncer.