Lucena

Un campo cordobés "en estado de emergencia" bloquea los accesos a Lucena durante varias horas

Viernes, 14 Febrero 2020 18:55 Redaccion 
La movilización ha congregado a más de 6.000 tractores y vehículos agrícolas y ha colapsado las autovías del Olivar y A-45
Confluencia de la A-318 con la A-45. Confluencia de la A-318 con la A-45.


Las reivindicaciones desesperadas por unos precios justos en el campo y la desolación por un medio de vida que agoniza han provocado el bloqueo, durante varias horas y en más de 20 kilómetros, de las autovías A-45 y, metafóricamente, del Olivar, en el término municipal de Lucena.

La Tractorada convocada por las organizaciones agrarias y cooperativas cordobesas ha paralizado totalmente al sector agrícola del sur de la provincia y ha conseguido congregar, en una protesta de proyección nacional y dimensión nunca antes alcanzada, a más de 6.000 tractores y otros tipos de vehículos agrícolas.

Los promotores han calificado de éxito rotundo una movilización que ha concitado una unidad de acción sin fisura alguna y que, salvo algún incidente puntual, no ha causado altercados importantes.

Exigen cambios legislativos que corrijan los tramos de beneficios, una Política Agraria Común que favorezca a quienes asumen costes más gravosos, incentivos al olivar tradicional; la eliminación de los aranceles que vetan el mercado estadounidense y ayudas que posibiliten el relevo generacional.

Los agricultores, que han desbordado y pulverizado en Lucena, toda previsión de asistencia, denuncian que, en Andalucía, solamente 3.000 productores perciben 300 millones en subvenciones, a través de la PAC, y 171.000 han de repartirse una cantidad inferior, 270 millones en total.

Procedentes de la totalidad de los municipios de la Subbética y la Campiña Sur han verbalizado expresiones como estado de emergencia agraria o muerte del campo y advierten de que este escenario, ya crónico y sistémico, les obliga a abandonar sus lugares de origen.

Reclaman también controles en las fronteras, una mesa de negociación interministerial que implique a Consumo, Hacienda, Empleo y Agricultura y decisiones urgentes, contundentes y de efectividad inmediata a los gobiernos andaluz y español y a Bruselas.

El dispositivo de seguridad dirigido y coordinado por la Guardia Civil ha desplegado a más de 300 agentes, entre ellos, más de medio centenar de antidisturbios de la Policía Nacional. Un número de efectivos que se ha demostrado insuficiente para contener a los manifestantes y reordenar el tráfico rodado.