Lucena

Alumnos de institutos de Lucena comienzan una huelga indefinida por la ascendente suciedad en las aulas

Jueves, 09 Enero 2020 17:35 Redaccion 
Estudiantes y asociaciones de padres y madres exteriorizan un apoyo "del 100%" a las reivindicaciones y movilizaciones de las limpiadoras
Concentración en la puerta del IES Sierra de Aras. Concentración en la puerta del IES Sierra de Aras.
Las asociaciones de padres y madres y los alumnos de los institutos de Lucena se alinean explícitamente con las limpiadoras de los centros educativos de la Subbética, en huelga indefinida desde hace un mes, y exigen a la Administración que solucione urgentemente tanto el estado de suciedad y la carencia de la condiciones higiénicas y sanitarias en las aulas como los impagos, hasta la fecha de tres nóminas, que denuncian y sufren unas 45 trabajadoras de la empresa concesionaria Tempo.

José Pavón, integrante del AMPA del IES Sierra de Aras, en cuyo exterior se ha desarrollado este jueves una concentración de padres y estudiantes, aclaraba que “nosotros apoyamos al 100% a las trabajadoras de Tempo que están sin cobrar, lo que exigimos es que alguien se responsabilice de esto, esas trabajadoras no tienen culpa de llevar tres meses sin cobrar, son familias humildes que necesitan su sueldo a final de mes como todo el mundo. En definitiva, concluía que “siempre pagan al final el pato los mismos,  los alumnos que están en escuelas públicas, no los que están en escuelas privadas, por culpa de los mismos de siempre, políticos incompetentes, empresas privadas corruptas y sin escrúpulos”.

Los estudiantes de 3º y 4 de ESO, de Bachillerato y de Formación Profesional de IES como el Clara Campoamor, Marqués de Comares y Sierra de Aras han acordado iniciar, de forma ilimitada, un período de inasistencia permanente a clase que coexistirá con la huelga indefinida que comenzaron, hace 30 días, casi medio centenar de limpiadoras de, conservatorios y escuelas de idiomas.

Olivia Martos cursa 4 de ESO en el instituto Marqués de Comares y manifestaba que no concurren las circunstancias mínimas para continuar asistiendo regularmente a clase. En este sentido, señalaba que “pienso que las clases no están en una situación adecuada de limpieza, hay mucha suciedad, mucho residuo, las pizarras también están muy sucias, los pasillos tampoco están en situación adecuada”. Por todo ello, “personalmente, estoy aquí porque veo que las clases no están bien, tienen que limpiarse y también por la situación de las limpiadoras porque no es justo que no les paguen”.

Este jueves, unas 300 personas, entre alumnos y padres, se han concentrado en las puertas del instituto Sierra de Aras mientras, en el interior, las limpiadoras y representantes sindicales de la Coordinadora de Trabajadores de Andalucía se reunían con el secretario general de la delegación territorial de Educación.

Carmen Caliz, representante del AMPA del Clara Campoamor, agregaba que “es lamentable que los niños tengan que estar en una clase durante las horas lectivas con la suciedad y la porquería y es lamentable que tengan que estar aquí perdiendo sus horas de clase, los de Primero de ESO porque empiezan y los de Segundo de Bachillerato porque dentro de meses tienen la Selectividad”. Asimismo, precisaba, reiterándolo, que “apoyamos totalmente a las trabajadoras”.

Limpiadoras y alumnos y padres, en ostensible y plena armonía, se han dedicado recíprocamente aplausos como señal de adhesión mutua, ánimo y respaldo. Algunos de los alumnos han portado pancartas con mensajes de apoyo a las trabajadoras.

Un día antes, desde el PSOE provincial, Carmen González, secretaria de Educación y Universidad, afirma que "la desidia de las derechas andaluzas" provoca el deterioro diario de los servicios públicos que, a su vez, genera una situación insostenible en el sector educativo.

González impele a la Junta a actuar de forma decidida, sin precisar exactamente qué medidas prefieren desde el PSOE, porque, sostiene que, hasta ahora, únicamente ha demostrado indiferencia. En su intervención, ha dicho que ha transcurrido “suficiente tiempo para que el Gobierno andaluz hubiese hecho algo al respecto, sin embargo, siguen con la indiferencia de mirar para otro lado, generando situaciones en la educación pública andaluza que raya lo insostenible”. Finalmente, aprovechaba para “pedirle por favor que asuma su papel de Gobierno y dé solución a estas trabajadoras y familias y también sufre profesorado y alumnos”.