Lucena

El Ayuntamiento de Lucena asegura que la vaca era "mansa" y solo para la inauguración del Belén

Miércoles, 11 Diciembre 2019 11:01 Redaccion 
El edil de Seguridad Ciudadana y Fiestas sostiene que en la Plaza Nueva no se produce ruido ni bullicio que causen estrés a los animales
Poni que ocupa el lugar anteriormente destinado a la vaca. Poni que ocupa el lugar anteriormente destinado a la vaca.
Rebatiendo las acusaciones de Pacma, el Ayuntamiento de Lucena rechaza que la vaca ubicada en un compartimento del Poblado Navideño sufriera momentos de estrés o situaciones de maltrato.

El concejal de Seguridad Ciudadana y Fiestas, José Pedro Moreno, asevera que, desde un principio, únicamente se contemplaba la presencia de este animal durante la inauguración del Belén, para imprimirle un carácter excepcional, y que, por tanto, su sustitución, por un poni, no ha sido motivada por la denuncia del Partido Animalista, por las críticas ciudadanas o por el comportamiento de este ejemplar.

En declaraciones a SER Andalucía Centro, ha expuesto que “este año quería darle este año un carácter extraordinario a la inauguración y la vaca era de una raza mansa, solo estuvo 24 horas y, en ningún momento, ha sufrido estrés, eso no es cierto”.

Acerca de lo ocurrido, indica que “la vaca daba vueltas porque lo que una vaca suele hacer es dar vueltas, la vaca como la gente estaba alrededor, se acercaba, un poco más cerca , pero ya está, ha comido y dormido perfectamente, ha estado el pastor aquí”.

El edil socialista reitera que la Oficina Comarcal Agraria ha autorizado, a través de los beneplácitos pertinentes, la colocación de los distintos animales en la Plaza Nueva, ajustándose, plenamente, a la normativa vigente.

El Ayuntamiento de Lucena defiende, por su función didáctica, especialmente, dirigida a los niños, la inclusión de animales en el Poblado Navideño de la Plaza Nueva.

Argumentan desde el Consistorio que tanto veterinarios como cuidadores acuden dos veces al día a comprobar el estado de los diversos ejemplares.

Por todo ello, contradicen las opiniones vertidas desde PACMA e invitan a los representantes de esta formación política a que verifiquen oportunamente las condiciones proporcionadas a los animales en este Belén. En este sentido, indica que “no hay bullicio, esto es grande, es una plaza ancha y extensa, no hay ni un ruido ni nada, que pueda de ninguna manera que pueda estresar a un animal, eso es para venir y que lo vean, esto no es la palabra, es la evidencia, creo que se han extralimitado en sus declaraciones y no se ajustan a la realidad”.

José Pedro Moreno, quien afirma que su responsabilidad se circunscribe a este año y, por esta razón, rehúsa pronunciarse sobre la muerte de un burro en 2014, apunta que un dispositivo de vigilancia supervisa permanentemente este Poblado Navideño y anuncia, en días sucesivos, nuevas rotaciones de especies de animales.